Colapso hospitalario: “Tenemos pacientes en riesgo elevado de fallecer"

Los jefes de servicio de medicina intensiva de los hospitales públicos y privados de Madrid piden ayuda a la Comunidad en una dramática carta a la que ha tenido acceso LA RAZÓN

Los médicos intensivistas que trabajan en las unidades de cuidados intensivos (UCI) están a punto de estallar. Sin apenas recursos para atender a los enfermos más graves y exhaustos después de 20 días de guerra sin cuartel contra el coronavirus en sus hospitales, han decidido mostrar su malestar e impotencia ante la dramática situación que viven a diario. En una carta enviada anoche al consejero de Sanidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, los jefes de Servicio de Medicina Intensiva de los hospitales públicos y privados de esta comunidad, la más golpeada hasta ahora por la pandemia en España, exponen la situación por la que atraviesan y demandan una respuesta oficial “de los recursos disponibles para seguir dando respuesta a las necesidades reales que se prevé empeoren en los próximos días”. En la misiva, a la que ha tenido acceso LA RAZÓN, recuerdan que “tenemos pacientes en planta de hospitalización y urgencias jóvenes que no pueden ser atendidos de forma adecuada, en los que se está retrasando su ingreso en la UCI para ventilación mecánica y que están en riesgo elevado de fallecer”.

“En esta situación de crisis ha sido necesario establecer, basadas en las recomendaciones de nuestra sociedad científica, medidas de triaje con limitación de soporte vital, dado que los recursos disponibles superan las necesidades reales para atender a todos los pacientes e ingresarlos en UCI, así como la limitación de pacientes con mala evolución clínica ya ingresados en estas unidades. Todo ello, con la consecuente carga emocional y moral derivada de la toma de decisiones, y que impacta en el desgaste de los profesionales”.

Los jefes de servicio informan de que “una parte importante de nuestras plantillas de intensivistas se están viendo mermadas por profesionales sintomáticos que han tenido que abandonar su puesto de trabajo y que en los próximos días se incrementará, con lo que todavía se verá más mermado el recurso de profesionales, a pesar de estar trabajando con otras especialidades como anestesiología”. A continuación, añaden que “muchas de las UCI no disponen de personal de enfermería cualificado, teniéndose que apoyar en otros profesionales de quirófano, URPA, hospitalización y consultas externas”.

“Se está ventilando a muchos pacientes críticos con insuficiencia respiratoria aguda y SDRA -síndrome de dificultad respiratoria aguda- con equipos de ventilación mecánica que no son apropiados y que sirven exclusivamente para estabilizar al paciente sin permitir progresar en el manejo de los mismos”.

La carta expone que “en estos momentos -por anoche- están ingresados en nuestras unidades, tanto las habituales como las extendidas, 1009 pacientes críticos Covid positivo, 952 de ellos con ventilación mecánica”, añadiendo que “muchos de los servicios de medicina intensiva están en una situación de saturación absoluta, coupando muy por encima de sus posibilidades con pacientes ubicados en espacios que no disponen de recursos mínimos para atender a los pacientes críticos; pacientes ubicados en quirófano, ventilados con respiradores de transporte y sin un mínimo de personal especializado”.

Los jefes de servicio informan asimismo de que “en las últimas horas hemos intentado por la vía establecida a través del Summa reubicar a pacientes en camas disponisbles de UCI en la comunidad, pudiéndose hacer un mínimo de traslados muy reducido, que no da respuesta a las necesidades reales -menos de diez en las últimas 24 horas- y estando solicitados traslados urgentes en varias unidades (Hospitales de Móstoles, Infanta Leonor, La Princesa, Parla, Torrejón, Henares y Getafe).

Ante la dificultad de “optimizar los recursos asistenciales” existentes, dada la situación actual, los máximos responsables de estos servicios en la pública y la privada piden conocer “el número real de camas disponibles de UCI funcionantes o adaptadas, y disponibilidad de traslado de pacientes a las mismas”, “posibilidad de traslado a otras comunidades autónomas que dispongan de recursos de UCI, “respiradores disponibles para ventilar pacientes con las características de la enfermedad Covid 19, y posibilidad de disponder de profesionales intensivistas y de enfermería”.