Coronavirus

Los cardiólogos alertan de que decenas de infartados no acuden al hospital por temor al coronavirus

Detectan una anormal reducción del 40% de angioplastias primarias tras analizar los datos de 70 hospitales

Hospital de campaña en el Gregorio Marañón para aliviar la situación del centro
Vista exterior del Hospital General Universitario Gregorio Marañón en MadridKiko HuescaEFE

La Sociedad Española de Cardiología (SEC) ha mostrado su preocupación tras constatar en los servicios de esta especialidad de un total de 70 hospitales del país que se ha producido una reducción de alrededor de un 40% en el tratamiento de infartos desde que se decretó el Estado de Alarma. Según dicha sociedad científica, que agrupa a los cardiólogos del país, “durante la pandemia de Covid 19 y el consiguiente confinamiento las angioplastias primarias han pasado de 429 semanales antes de que se iniciase la epidemia a 258 durante una semana de epidemia, lo que supone una alarmante disminución del 40% en el número de procedimientos”. La angioplastia primaria constituye uno de los tratamientos del infarto agudo de miocardio, mediante cateterismo e implantación de “stent”, con el fin de disolver los trombos en las arterias. De acuerdo con los datos de esta sociedad, la reducción de estos procedimientos ha sido más acusada en comunidades como Extremadura, Castilla-La Mancha, Andalucía y Asturias. En La Rioja, en cambio, no se han apreciado diferencias y en el País Vasco y Galicia la reducción “ha sido más discreta”.

Estos datos llevan a los especialistas a temer que los pacientes con síntomas de infarto no estén acudiendo al hospital o lo hagan con mucho retraso “debido al miedo de infectarse por Covid 19”. En este sentido, la SEC teme también que esto podría condicionar un incremento posterior en la mortalidad cardiovascular a corto y largo plazo. Según sus datos, el infarto provoca cada año la muerte de 14.500 personas. El presidente de los cardiólogos, Ángel Cequier, ha aprovechado para pedir “a los pacientes que si sienten síntomas de infarto llamen inmediatamente al 112 para que se active el código infarto, que tan buenos resultados ha demostrado en los últimos años”.

Los síntomas del infarto se caracterizan a veces por un dolor en la parte alta del abdomen, dificultad para respirar, ganas de vomitar y pérdida de conocimiento, y de forma habitual por dolor similar a un peso en la zona del esternón que no se modifica con los movimientos ni con las respiración, bastante intenso y que en ocasiones se irradia hacia mandíbula, cuello y espalda, recuerda la SEC.