Es más eficaz tratar a los infectados con síntomas durante la primera semana

El Covid-19 se concentra los primeros días en nariz, boca y garganta en dosis elevadas, según un estudio publicado en «Nature»

Galeria Karstadt Kaufhof applies for financial aid due to coronavirus crisis
Una mujer con una mascarilla puesta camina dejando a un lado una galería comercial en Berlín (Alemania)CLEMENS BILANEFE

Detectar y tratar a los pacientes con coronavirus cuanto antes resulta esencial según un estudio publicado hoy en «Nature». Los autores se plantearon la duda de cómo se contagia el SARS-CoV-2. Para ello, tomaron diferentes muestras de garganta, pulmón, esputo, heces, sangre y orina a nueve adultos jóvenes de mediana edad diagnosticados en Múnich (Alemania) y que presentaban todos ellos síntomas leves de la enfermedad infecciosa. Tras los análisis efectuados, detectaron altos niveles de replicación del virus en los tejidos del tracto respiratorio superior: nariz, cavidad nasal, boca, faringe y laringe, así como elevados niveles de secreción viral durante la primera semana de los síntomas.

Los autores del estudio, Christian Drosten, de la Universidad de Medicina del Hospital Universitario Charité, en Berlín, y Clemens-Martin Wendtner, de la Clínica München-Schwabing, en Múnich, aislaron una forma infecciosa del virus a partir de muestras tomadas de la garganta y los pulmones hasta el octavo día de los síntomas, ya que estos disminuyeron. Dos de los pacientes que mostraron signos de neumonía continuaron eliminado altos niveles en el esputo hasta el décimo y undécimo día. Estos hallazgos iniciales indican que la eliminación del SARS-CoV-2 en el tracto respiratorio superior ocurre de manera más eficiente al principio, cuando los pacientes aún tienen síntomas leves.

Los científicos no detectaron el virus en muestras de sangre ni en las de orina. Tampoco en las heces. Dicha conclusión respalda la teoría de que el virus puede no ser transmisible a través de ellas. Sin embargo, se requieren investigaciones adicionales con un muestreo de pacientes más amplio para descartar realmente esta posible ruta de transmisión, reconocen los autores de la investigación.

Preguntamos al médico Antonio Burgueño sobre este estudio y coincide con que «cuanto antes se trate a los pacientes, mejor». El doctor, que recuerda que este virus tiene una capacidad enorme para replicarse y de ahí la importancia de llevar mascarilla porque uno puede ser asintomático sin saberlo, destaca que la muestra de pacientes es muy pequeña para poder afirmar que no hay virus en las heces: «Estudios previos han concluido que puede contagiarse también a través de las heces y la orina. En ellas dura bastante más, pero la carga viral es más baja, por lo que las transmisiones fecales son escasas». La OMS sigue analizando estudios al respecto antes de dar una conclusión, pero recomienda en todo caso lavarse las manos con frecuencia, después de ir al baño y antes de comer.