Marta Villanueva: «La sanidad privada juega un papel tan clave como la pública»

La directora general de la Fundación IDIS, Marta Villanueva, asegura que «todos los hospitales privados españoles contribuyen a la mejora de la accesibilidad de la población a la atención sanitaria»

¿Qué papel está jugando la sanidad privada en esta crisis sanitaria?

-El papel que le corresponde a un sector comprometido con la salud y el bienestar de la población, cumpliendo un rol ni más ni menos determinante y clave que el sector público. Nuestros profesionales lo están dando todo, como los demás, y estamos tratando de sobrepasar nuestros límites en pos de un fin, salvar vidas a toda costa. Es nuestro cometido.

-¿Esa disposición era previa al decreto de Estado de Alarma?

-Por supuesto, desde el inicio el sistema sanitario de titularidad privada ha estado y está absoluta y radicalmente comprometido con el paciente, con la sociedad en su conjunto y con las administraciones. Nuestro talante de colaboración y puesta a disposición de todos nuestros recursos es indudable y si no ahí están las cifras para certificarlo.

-¿Qué recursos ha movilizado la sanidad privada?

-La sanidad de titularidad privada está comprometida al 100% en la atención a los afectados. La totalidad de los hospitales privados españoles, 460 centros (58% del total de los hospitales y 32% de las camas existentes en España) contribuyen a la mejora de la accesibilidad de la población a la atención sanitaria, todos están activados y a las órdenes de las administraciones, reportando información y atendiendo casos en casi la totalidad del territorio español. En relación con las camas de UCI la sanidad privada puede aportar 2.800, contando las instaladas de forma permanente, como aquellas que se ha requerido ampliar en territorios con focos de contagio muy activos. La plantilla a disposición de la crisis en centros sanitarios con internamiento supera los cien mil profesionales.

-Se están creando hospitales de campaña en lugares como Valencia, donde existen todavía recursos de la privada sin emplear, ¿es así?

-Ésta es una cuestión que depende tanto del mando único del Ministerio de Sanidad como de las comunidades autónomas. Nuestra obligación es poner a disposición de la sociedad todas nuestras capacidades y para ello estamos ampliando plantillas; reprogramado la actividad asistencial no urgente con el fin de poder centrar la atención en la infección; adaptando espacios para acoger pacientes tanto en cuanto a camas de cuidados intensivos como de planta; continuamos adquiriendo equipamiento para el diagnóstico y tratamiento de pacientes y para la protección de nuestros profesionales; estamos implantado estrategias tecnológicas para atender más pacientes con telemedicina, teleconsultas, etc. En definitiva, adaptamos nuestras capacidades a las necesidades de la población en esta pandemia.

-¿Cualquier español tiene a su disposición estos hospitales?

-Hay un mando único reflejado en el Real Decreto 463/2020 por el que se declara el estado de alarma que establece las medidas a tomar en esta crisis sanitaria y además las propias administraciones territoriales actúan en el marco de sus competencias y potestades, de ello depende la situación actual en cada uno de los 17 territorios. Nuestra obligación es poner a disposición todos nuestros recursos; cómo son gestionados depende de la autoridad competente en cada caso. La prioridad ahora es colaborar en el control de la infección, salvar el máximo número de vidas y procurar el mayor bienestar a pacientes y familias.

-En estas semanas algunos han puesto en entredicho la labor de la sanidad privada. ¿Qué les diría?

-Algo que decimos siempre desde la Fundación IDIS, ahí están las cifras y los datos que ponen blanco sobre negro la realidad, las voces que quieran poner en duda esta realidad patente sus motivaciones tendrán. Lo importante es que hoy en día no hay ninguna duda de que el papel de la sanidad pública y privada en esta crisis es simbiótica y complementaria, siempre en beneficio del paciente y su entorno, como debería ser siempre, primando la calidad y los resultados sanitarios y de salud que sin duda son lo más importante de todo. Un apunte final, en el contexto de responsabilidad social y compromiso, la Fundación IDIS acaba de crear una plataforma que sistematiza y da visibilidad a las acciones de la iniciativa sanitaria privada: Coronavirus.fundacionidis.com

-¿La unión de la Sanidad pública y la privada, tal como se está dando ahora, puede ser la clave para que España salga airosa de esta crisis?

-Sin ninguna duda, la suma de todos es lo que hace de nuestro sistema sanitario un punto de referencia a todos los niveles. Con todas las dificultades que nos salen al camino un día sí y otro también nuestros profesionales sanitarios y sociosanitarios independientemente del entorno asistencial en el que trabajen, público o privado, consiguen que las cifras de altas se vayan incrementando progresivamente y que el número de fallecidos decrezca. Eso es lo verdaderamente importante, lo demás queda en manos y en la responsabilidad que adquieran por sus actuaciones quienes dirigen y coordinan esta situación.

-¿Qué hay de los demás pacientes que no están afectados por Covid-19?

-Todo lo que no sea atención urgente se ha reprogramado en beneficio de todos. En cualquier caso la enfermedad no admite demoras y el resto de patologías continúan y requieren de una atención ágil, pronta y eficaz y por ello además de poner a disposición nuestros recursos desarrollamos iniciativas muy relevantes en las que la tecnología tiene sin duda el protagonismo.

-¿Qué reclamaciones tiene pendiente la sanidad privada en esta crisis?

-Las reclamaciones a la administración las ha plasmado recientemente nuestra patronal ASPE en forma de diez medidas de ayuda y viabilidad económica. En el plano asistencial sin duda que los elementos de protección y test diagnósticos lleguen con la celeridad necesaria una vez que la situación es muy compleja y de ello depende que nuestros profesionales desarrollen su labor con seguridad, que no sean a su vez fuente de contagio y que puedan conocer su grado de infectividad que es clave. A la población, que siga estrictamente las normas y que además de extremar las medidas de higiene personal y protección que se queden en casa, es la enorme contribución que podemos hacer a este grave problema y que está sin duda en nuestras manos.