Coronavirus

El golpe psicológico que nos falta por pasar

Dentro de una semana España liderará Europa en número de fallecidos por coronavirus

Dos jóvenes tocan las campanas en una iglesia de Madrid por todas las víctimas del Coronavirus
Dos jóvenes tocan las campanas en una iglesia de Madrid por todas las víctimas del CoronavirusBernat ArmangueAP

En cuestión de siete días vamos a recibir un brutal golpe psicológico, España liderará Europa en número fallecidos. Desde que comenzó la crisis del coronavirus, Italia batía en solitario todas las marcas. Pero pronto España comenzó a superarlos, primero en casos de contagiados por millón de habitantes, hecho que se registró el 26 de marzo, tras 11 días de confinamiento en España y 16 en Italia. El 2 de abril conseguimos el triste hito de superar al país vecino en número total de contagiados. Al día siguiente nos adelantamos ya a Italia también en número de fallecidos por millón de habitantes. Solo nos queda sumar más fallecidos que Italia, hecho que probablemente suceda en el corto periodo de una semana. Tanto en tasa por habitantes, como en casos absolutos, España se pone por delante de Italia. El mundo quitará su atención sobre Italia y la atraeremos desde el 21 o 22 de abril. Uno de esos días alcanzaremos los 50.000 muertos entre ambos países, la mitad en cada uno. Si llegar a los 25.000 en Italia es todo un fracaso para sus autoridades, ¿cómo podemos calificar esa misma cantidad para España, cuando proporcionalmente por el número de habitantes no deberíamos llegar a los 20.000? Los datos facilitados ayer nos indican que el número de contagiados en España ha alcanzado ya la cantidad de 3.606 por millón de habitantes, mientras que en Italia solo es de 2.606 por millón. En únicamente siete días podemos llegar a los 4.500 casos por millón de habitantes, mientras Italia estaría en 3.000. Pero para comprender mejor la dimensión de este problema debemos ser conscientes de que es un 50% más aquí, y con un 21.7% menos de habitantes. Con este ritmo tendremos en una semana 215.000 contagiados y en Italia 180.000.

Noticias esperanzadoras

Pero hay noticias esperanzadoras, los datos de casos nuevos que se registran a diario se moderan en España. Incluso ya hemos alcanzado el «pico», aunque es en forma de meseta como se aprecia en el gráfico de esta misma página. Esta situación es la presente y a finales de esta semana comenzaremos la desescalada. Cada día habrá menos contagiados que la jornada anterior. Será la el fruto del titánico esfuerzo que ha realzado la sociedad española iniciado el 15 de marzo. En poco más de un mes desde la implantación del estado de alarma lograremos doblegar la curva de los casos nuevos. Es el principio del fin. Pero aun queda un largo y tortuoso camino para vencer definitivamente al virus y compatibilizarlo con la vuelta a la normalidad previa a la aparición del Covid-19.

La línea que corresponde a España en el gráfico es errática por la forma tan particular que tienen las autoridades españolas de registrar los nuevos casos de infectados en sábados y domingos, ya que no se computan todos los casos y parte de ellos se agregan al registro del lunes siguiente, regularizándose entonces. En el gráfico se aprecian caídas impresionantes, de los contagiados por millón de habitantes en los tres últimos fines de semana (28 y 29 de marzo, 4 y 5 de abril y 11 y 12 de abril). Que vuelven a escalar cada lunes, como ha sucedido en los días 23 y 30 de marzo, 6 de abril, y sucederá con los datos que se publicarán de este martes 14, relativos a este lunes 13.

Italia tuvo su pico el sábado día 11, desde entonces ya está bajando en los casos de nuevos contagios por millón de personas. Con una semana de antelación a España, Italia comienza a descender. Todo este camino lo hemos recorrido de la mano de Italia, pero con retraso en las medidas y por ello pagaremos un precio más alto que los italianos.

Durante esta semana la tasa de crecimiento del contagio estará en el entorno del 3% en España, para bajar desde este próximo fin de semana, quedando para entonces claramente por debajo del 3%. Recordemos que partíamos el día 13 de marzo del 47.8%. Mientras que Italia, que en esa misma fecha estaba en una tasa del 35.6% de crecimiento del contagio, bajará esta semana al 2%, y bajará de este porcentaje a partir del 20 de abril. Aunque la tendencia en ambos países es claramente a la baja, si se alteran las condiciones del confinamiento, con la incorporación escalona de la población a sus actividades habituales, es de prever que pudiera haber un repunte. Estamos lejos de alcanzar la tasa 0% de contagios. Bajar del 3% al 0%, puede emplear más tiempo que el que llevamos actualmente con movilidad prácticamente nula de la población. Por lo que el reto que nos espera es también colosal, de mantener el equilibrio entre la tasa de contagio y retomar la actividad. Esa será una nueva batalla, pero las UCI y resto de camas hospitalarias ya no estarán saturadas y bajará la mortalidad.