Coronavirus

Cómo lavar y desinfectar las mascarillas reutilizables

Las mascarillas que permiten más de un solo uso deben conservarse en buenas condiciones higienicas para garantizar su efectividad

Coronavirus.- Los podólogos piden ayuda a la Junta para adquirir equipos de protección para trabajar "con seguridad"
COPOEX

Las mascarillas para prevenir el contagio del coronavirus escasean y si tienes una, puedes reutilizarla desinfectándola hasta que consigas una nueva. Te explicamos, cómo desinfectarlas, qué mascarillas son reutilizables y cuáles debes tirar porque pierden sus propiedades.

El Ministerio de Sanidad ha publicado un nuevo documento con recomendaciones para poder higienizalas correctamente. Las mascarillas higiénicas reutilizables se deberán de desinfectar con detergente, lejía o jabón, según se establece el nuevo documento, días después de que el ministerio aconsejara a la población utilizar mascarillas higiénicas si se tienen que desplazar a sus puestos de trabajo en transporte público o están en sitios donde no se puede mantener la distancia de uno o dos metros de seguridad recomendada.

Debido a las circunstancia especial de crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19 y a la urgencia de disponer de productos desinfectantes con actividad virucida para la desinfección de mascarillas higiénicas reutilizables, Sanidad ha establecido que se pueda utilizar, para este fin, cualquiera de los productos virucidas autorizados por el Ministerio de Sanidad para uso ambiental.

No obstante, estos producidos, autorizados en su modo de empleo para superficies, podrán utilizarse para la desinfección de mascarillas higiénicas reutilizables, deben de pasar la ‘Norma 14476’ de actividad virucida y estar registrados para uso por el público en general. Su uso será de acuerdo a las recomendaciones del fabricante, poniendo especial atención al uso diluido o no del producto y a los tiempos de contacto necesario para la actividad desinfectante.

En este sentido, el departamento que dirige Salvador Illa informa de que para limpiarlas y desinfectar las mascarillas higiénicas reutilizables se pueden o bien lavar con detergente normal y agua a temperatura entre 60º-90º, o bien sumergirlas en una dilución de lejía 1:50 con agua tibia durante 30 minutos. Tras este último procedimiento, el Ministerio Sanidad recomienda lavarlas con agua y jabón, aclararlas bien para eliminar cualquier resto de lejía o químico y dejarlas secar.

Tipos de mascarillas reutilizables

Existen dos tipos de mascarillas homologadas y reutilizables: con filtro de partículas y la autofiltrante. Ambas protegen de la inhalación de partículas peligrosas y son reutilizables.

En el caso de las primeras, que cuentan con tres modelos de filtros (P1, P2 y P3) es posible limpiar y desinfectar la mascarilla, pero no el filtro, que debe cambiarse.

En cuanto a las autofiltrantes (o media máscara filtrante), están catalogadas en tres categorías (FFP1, FFP2 y FFP3) y únicamente se pueden volver a usar las que vienen marcadas con la letra R (de reutilizable). De este tipo de mascarillas sólo debe limpiarse el ajuste con la cara, no el material filtrante y en algunos casos tienen fecha de caducidad.

Las mascarillas higiénicas que se reparten a partir de este lunes en el transporte público, son modelos desechables. Estas máscaras sirven de barrera de protección pero no poseen filtros de partículas. Solo la puede utilizar una persona y preferiblemente una única vez, aunque puede hacerlo varias si la usa en periodos de tiempo muy cortos. Una vez usada se debe desechar. Si se lava, debe hacerse con agua y jabón, o frotando con una solución hidroalcohólica.

Por cuestiones de comodidad e higiene, se recomienda no usar la mascarilla por un tiempo superior a cuatro horas, y en caso de que se humedezca o deteriore por el uso, se aconseja sustituirla por otra nueva. Durante ese tiempo, solo se pueden usar varias veces si se retira de acuerdo a las explicaciones, se almacena temporalmente o se cuelga para ofrecer el menor contacto posible, y se vuelve a colocar de acuerdo con las instrucciones. Tampoco se debe colocar en una posición de espera en la frente o debajo de la barbilla durante y después del uso.