Los muertos que no cuentan

Sanidad no contabiliza los fallecidos a los que no se ha hecho una prueba PCR. Solo en Madrid y Cataluña suman 6.691 más

Un cadáver espera su turno para la cremación en una funeraria de Manresa. Se han extremado las precauciones y los cuerpos se depositan directamente en los ataúdes
Un cadáver espera su turno para la cremación en una funeraria de Manresa. Se han extremado las precauciones y los cuerpos se depositan directamente en los ataúdesFelipe DanaAP

En solo 24 horas, 551 personas perdieron la vida por el Covid-19, un nuevo repunte que nos aleja de los 461 fallecimientos del 23 de marzo y que eleva la cifra de fallecidos confirmados a 19.130, según los datos facilitados ayer por el Ministerio de Sanidad. Una cifra que no incluye todos los datos que aporta Cataluña ni los de Madrid. Sanidad no añade en esa cifra los 3.242 nuevas muertes contabilizadas por Cataluña. En concreto, la Generalitat comunicó en el noche del miércoles 7.097 defunciones acumuladas entre fallecidos en hospitales, residencias y funerarias. En cambio, Sanidad «solo» ha contabilizado 3.855. En el caso de la Comunidad de Madrid, la situación se repite: la cartera que dirige Salvador Illa registra «únicamente» 6.877 muertos por coronavirus, cuando a ellos hay que sumar al menos 3.449 fallecidos más.

Es decir, en España han perdido la vida 6.691 personas más de las oficiales en solo dos comunidades, por lo que en vez de 19.130 como poco han fallecido 25.821 personas por coronavirus. La explicación que da Sanidad es que «tenemos que discutir mucho con ellos qué significan realmente estos nuevos casos procedentes de las residencias o funerarias porque no tenemos la seguridad, y tenemos que valorarlo con ellos si tienen diagnóstico de coronavirus previo o no», se justificó ayer Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias tras ser preguntado al respecto.

Y es que anoche, la Generalitat, que hasta entonces contabilizada únicamente los casos y las defunciones en centros sanitarios con positivo en Covid-19, comunicó que aplicaba un nuevo sistema para sumar estos datos con el fin de ofrecer una visión más transparente de la realidad, al igual que ya lo estaba haciendo la Comunidad de Madrid. Así, Cataluña aporta 3.242 fallecidos más al incluir los datos facilitados por las empresas funerarias: 1.810 defunciones en residencias de mayores, 456 en domicilio y 62 en centros sociosanitarios. El resto de casos, 914, han fallecido o bien en hospitales o se trata de «casos no clasificables por falta de información».

En el caso de la Comunidad de Madrid, fuentes del Ejecutivo regional consultadas por este periódico, aseguran que «desde el principio nosotros hemos contabilizado la cifra de fallecidos sospechosos en hospitales sin PCR si tenían síntomas claros en el historial clínico. Sanidad contabiliza hoy 6.877 muertos en Madrid, pero sólo contempla los fallecidos en hospitales con PCR positivo o diagnóstico clínico de Covid-19». A ellos habría que sumar los «2.820 personas mayores con síntomas de Covid-19 que han fallecido en residencias de ancianos, las 616 personas sospechosas de haber contraído el virus que han muerto en sus casas y otras cuatro en la vía pública, según los datos que facilitó el pasado martes el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, en la Asamblea de Madrid. A esa cifra hay que sumar nueve fallecidos más (dos que sí están confirmados y siete con sospechas de Covid-19) según los nuevos datos del Instituto de Medicina Legal. Es decir, 10.325 muertos en los que el Ejecutivo regional incluye las personas que han perdido la vida en hospitales, residencias, viviendas, vía pública, ya sean positivos, diagnosticados o con una clara sospecha de haber fallecido por Covid-19. «Nosotros contabilizamos los casos positivos y los que tenemos sospecha de serlo. Pero el Ministerio nos pide los pcr, y estos se hacen en el hospital».

En Castilla y León, según el parte del Ministerio de Sanidad, son 1.372 fallecidos. Unas cifras que no contempla las 1.048 muertes contabilizadas en residencias de ancianos con síntomas claramente compatibles con el coronavirus ni con los fallecidos en casa que sí contabiliza la Junta. Es decir, el Ministerio de Sanidad no incluye 1.224 defunciones en su registro. Y la cifra subirá, porque tanto la consejera de Sanidad, Verónica Casado, como el vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, manifestaron ayer, según recoge Efe, que van a ajustar y triangular sus datos también con las defunciones del Instituto de Medicina Legal y Forense con el fin de poder ofrecer hoy datos de fallecidos en hospitales, residencias y en sus domicilios.

Es decir, en vez de los 19.130 fallecidos que contabiliza el Ministerio de Sanidad, un dato más aproximado a la realidad sería afirmar que al menos han perdido la vida 27.000 personas en nuestro país por el coronavirus.