Amazonas se derrumba y coloca contenedor para cuerpos en el hospital

Brasil enfrenta un colapso en su sistema de salud y el gobierno predice que en los próximos días no habrá donde colocar a los cadáveres

Gravediggers wearing protective clothing prepare to bury 78-year-old Lelito Jose Martins, who passed away due to the coronavirus disease (COVID-19), at the Parque Taruma cemetery in Manaus, Brazil April 17, 2020. REUTERS/Bruno KellyBRUNO KELLYReuters

Sin camas de UCI, respiradores y recursos humanos, el gobierno de Amazonas está equipando hospitales estatales, llenos de pacientes infectados con coronavirus, con contenedores refrigerados para almacenar los cuerpos de las víctimas de la enfermedad. Con la situación de colapso en el sistema de salud, el gobierno ya predice "agitación" y "revuelta".

El jueves, un video publicado por profesionales de turno en el hospital estatal João Lúcio en Manaos, reverberó en las redes sociales y asustó a la población. El video muestra pacientes y cuerpos compartiendo el mismo espacio. Los que filman circulan entre las camas con cuerpos dispuestos uno al lado del otro. El video muestra al menos diez muertos.

Ayer, el gobernador de Amazonas, Wilson Lima (PSC), en una entrevista con Rádio Tiradentes, en Manaos, declaró que todas las unidades hospitalarias de la capital ahora tendrán contenedores refrigerados para alojar los cuerpos de las víctimas del covid-19. Lima dijo que el gobierno opera en el límite cuando se refiere a las UCI y admitió que en unos días ya no podrá atender a las personas ni dónde colocar los cadáveres. Incluso los bomberos militares fueron llamados a trabajar en hospitales.

El gobernador pide que los pacientes con condiciones de "alta gravedad" tengan prioridad. Afirmó que solicitó 150 respiradores en el Ministerio de Salud, pero recibió una indicación de que solo tendrá 50. Además, garantizó que está tratando de comprar otros 200 respiradores de China, Estados Unidos y "una empresa brasileña", sin dar detalles. El estado de Amazonas concentra más de la mitad de los casos de covid-19 en la Región Norte. Hasta ayer, había 1.809 registros y 145 muertes.

El gobernador espera que los registros aumenten en las próximas semanas y "disturbios" y "revueltas". "En algún momento, nuestro sistema de salud no podrá servir a todos. En algún momento, como ya estamos viendo en unidades hospitalarias, ya no tendré un lugar para colocar los cuerpos".

Según el gobierno estatal, Manaus tuvo un promedio de 30 entierros por día y, solo el último jueves, hubo cien. La actualización diaria del gobierno estatal sobre las muertes muestra discrepancias en relación con los entierros. El jueves, la Fundación de Vigilancia de la Salud (FVS) y el Departamento de Salud del Estado informaron que el registro fue de 18 muertes en 24 horas.

Según Lima, hay subregistro y hay informes de personas que mueren en sus casas. "Tengo casos aquí en Amazonas de personas que mueren en su casa, que sus familiares llaman a la funeraria, sin pasar por el FVS. Este cuerpo es llevado directamente al funeral".

Rigor

El gobernador declaró que tiene la intención de imponer un mayor rigor al aislamiento social y al funcionamiento del comercio. Citó como ejemplo el municipio de Parintins, a 360 kilómetros de Manaus, que adoptó el toque de queda y tiene menos registros de la enfermedad. Ayer, un decreto del ayuntamiento de Manaus suspendió, hasta finales de junio, la concesión de licencias para eventos públicos de cualquier naturaleza, a fin de evitar aglomeraciones.

La información es del periódico O Estado de S. Paulo.