Reiki o cómo aliarte con tu propia energía

Sus defensores afirman que tiene importantes beneficios como terapia complementaria para paliar el estrés y la angustia de enfermos

Según los expertos, el Reiki como terapia de crecimiento personal nos ayuda a eliminar el "miedo crónico" que se genera ante éstas situaciones de crisis prolongada.

Pocas afirmaciones son más obvias que la de que somos energía. El Reiki, “se basa en el concepto de que todo ser viviente tiene un campo de energía que le define como ser vivo y se puede actuar sobre dicho campo para fomentar un estado de salud. Esta terapia consiste en canalizar una energía externa, que los japoneses llaman ‘Energía Universal’, hacia uno mismo u otros aportando equilibrio y armonía. La práctica de Reiki estimula y potencia nuestra capacidad para estar sanos a nivel físico, mental y emocional”, explica John Curtin, presidente de la Federación Española de Reiki. Así, mediante la imposición de manos, el terapeuta ‘facilita’ la movilización de esa energía en beneficio del paciente. A través de esta terapia, lo que se busca es conseguir un estado de profunda relajación que ayuda al cuerpo, como ente físico, a liberar el estrés y la tensión.

“Realmente no hay campos específicos donde Reiki puede beneficiar más al paciente que en otros, ya que es una terapia ‘holística’ y abarca todos los aspectos del ser humano (físico, mental, emocional y espiritual). Dicho esto, es particularmente útil en enfermedades donde la dolencia incluye factores emocionales, ya que incide sobre todos los aspectos del bienestar de la persona. Por lo cual, el cáncer, el dolor crónico, la ansiedad y enfermedades auto inmunes son de particular interés. La mayoría de los más de 200 ensayos clínicos oficiales revisados son en éste ámbito, justamente por su eficacia demostrada” añade Curtin.

Medicina complementaria en EE.UU

Desde 2019, el Reiki está reconocido en Estados Unidos como medicina complementaria, y se aplica en más de 800 hospitales como parte de programas de salud integrativa. Hospitales como el Hartford, en Connecticut, describen en su página web los beneficios de esta disciplina: "los trabajos de investigación sobre distintas terapias energéticas, han demostrado que el Reiki produce reducción de la ansiedad, de la tensión muscular, del dolor, acelera la cicatrización y proporciona bienestar. También es beneficioso durante el tratamiento de la enfermedad, después de las intervenciones, en el pre- y postoperatorio, así como para aumentar el estado de salud”.

Muy útil en crisis como la actual

Todos los beneficios descritos parecen encajar a la perfección con la sensación de pérdida de control personal que tenemos en estos momentos. En opinión de Curtin ahora es más útil que nunca. “Reiki cómo terapia de crecimiento personal (cuando se aplica como disciplina diaria) nos ayuda a eliminar el ‘miedo crónico’ que se genera ante éstas situaciones de crisis prolongada. A nivel fisiológico, los ensayos indican que Reiki estimula nuestro sistema inmune, muy apto para no enfermar o que dicha enfermedad sea de menor envergadura. Darse Reiki es muy relajante, cosa que facilita el sueño y la tranquilidad. También es una herramienta de empoderamiento, ya que uno se da cuenta del poder personal que tiene para cuidar su salud mediante la aplicación de la técnica. Por último, al no necesitar sustancias ni ayuda externa, en momentos de confinamiento es ideal ya que solo se necesita las manos”, describe.

Como dato anecdótico, John Curtis añade que muchos de los 5.000 federados en España han enfermado de Covid-19 y han tenido una buena recuperación, “probablemente debido al factor inmuno-protector del Reiki”.