Sanidad hará pruebas en 36.000 hogares para determinar quién ha desarrollado anticuerpos frente al virus

Pone en marcha el estudio de seroprevalencia más de 45 días después de estallar la pandemia

Thumbnail

Un total de 36.000 hogares españoles participarán en el esperado estudio nacional epidemiológico de seroprevalencia de la infección por Covid 19 que han puesto en marcha el Ministerio de Sanidad y el Instituto de Salud Carlos III. Dicho estudio contará con la participación de las comunidades autónomas, tal y como se acordó en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS). Según ha informado el departamento que dirige Salvador Illa, las autonomías proporcionarán el personal sanitario para la realización del proyecto y serán las encargadas de “adecuar la logística del estudio de la forma que se considere más adecuada en cada territorio, garantizando que se cumplen todos los requisitos metodológicos” del mismo. Sanidad recalca que el papel de los servicios de atención primaria “será especialmente relevante a lo largo de todo el proceso”.

Como ya informó este periódico, las principales sociedades científicas se quejaban hace días de la falta de test en ese nivel asistencial y se preguntaban con ironía que dónde estaba el aplaudido millón de unidades que prometió el ministro Salvador Illa. El objetivo del estudio es estimar, más de mes y medio después del estallido de la pandemia en España, qué porcentaje de la población española ha desarrollado anticuerpos frente al nuevo coronavirus SARS-CoV 2, lo que se conoce como seroprevalencia. Según el Gobierno, “la información obtenida será de enorme relevancia para la toma de decisiones de salud pública en el conjunto del Estado”. La muestra seleccionada en colaboración del Instituto Nacional de Estadística (INE) tendrá participantes de todos los grupos de edad y localizaciones geográficas y se invitará a participar a un mínimo de 60.000 personas.

“El diseño del ENE-Covid, cuya coordinación científica se lleva a cabo en el Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III, contempla el estudio de todas aquellas personas que conviven en un mismo domicilio, ya que esto facilita la representatividad de la muestra, y además puede permitir diferenciar entre las nuevas infecciones que se producen por transmisión comunitaria y las que se pueden estar produciendo dentro de los hogares”. El estudio pretende evaluar de forma dinámica la evolución de la epidemia, “para lo cual se realizarán varias visitas a los participantes para determinar si desarrollan anticuerpos a lo largo del periodo de estudio”. Los participantes responderán a un breve cuestionario y se realizarán las pruebas serológicas para determinar si tienen anticuerpos frente al virus.

En primer lugar se les realizará un test de anticuerpos en sangre por inmunocromatografía, “que proporciona información para saber si la persona ha estado infectada”. Esta prueba se practicará en el propio hogar o en un centro de salud. La sensibilidad de esta prueba, que sólo requiere de un pinchazo en el dedo, es superior al 80%. Para asegurar su fiabilidad se obtendrán adicionalmente muestras de sangre por venopunción en todos los participantes que den su consentimiento. El análisis de las muestras de suero, liderado por el Centro Nacional de Microbiología, se hará usando técnicas serológicas más sofisticaas y precisas.