Ligero ascenso de las muertes por coronavirus con 440 fallecidos en 24 horas

El incremento de contagios es de un 2,2%, con 4.635 nuevos casos positivos. Se observa una estabilización en la bajada de la curva

Thumbnail

La epidemia de Sars-Cov-2 continúa descendiendo en España, pero lo hace muy lentamente. De nuevo hoy, el número diario de fallecidos se incrementa ligeramente respecto ayer, así como la curva de contagio.

En el último balance del Ministerio de Sanidad, se han notificado 440 defunciones.Ya van tres días consecutivos con subidas: ayer fueron 435 y el martes 430. El lunes se consiguió bajar la barrera psicológica de los 400, con 399 muertes, pero se debía a ese “efecto fin de semana”. No obstante, son incrementos muy ligeros que no rompen con la tendencia a la baja, aunque sí ralentizan el ritmo. Con los 440 fallecidos de hoy, el balance final de víctimas mortales asciende a 22.157. No obstante, se ha criticado que en ese recuento total no refleja la realidad. En el caso de la Comunidad de Madrid, su Gobierno afirma que hay otras 13.913 personas que fallecieron en hospitales, residencias y hogares tras dar positivo que no han sido reportadas.

Respecto a la curva de contagio, ha crecido un 2,2%, teniendo en cuenta que se han identificado 4.635 nuevos infectados, que suman un total de 213.024 casos positivos. 188.508 de ellos han sido identificados con las pruebas PCR, las más fiables y que detectan si la persona está en fase infectiva, y otros 11,174 con test de anticuerpos, los que ayudan a detectar si se ha pasado ya la enfermedad.

Por otra parte, se han dado 3.335 nuevas altas hospitalarias, con lo que el total de curados asciende a a 89.250.

Estabilización en la bajada

En su interpretación diaria de los datos, el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha aclarado que “hoy se ha observado una estabilización en esa bajada de los días anteriores”, si bien hay que tener en cuenta que “de todos los casos nuevos detectados, 3.052 son con PCR, los que se reflejaban en los informes de las semanas anteriores y, por lo tanto, el dato más comparable". Los otros 1.656 positivos se han detectado con las pruebas serológicas, lo que quiere decir que no tienen porqué ser casos activos en este momento. Por ello Simón ha advertido que este incremento de la curva hay que valorarlo con “mucho cuidado” y ha recordado, además, que a pesar de se están haciendo muchísimas pruebas diagnósticas no se han disparado el número de infectados. “La epidemia va mejor de lo que pensábamos”, ha reconocido el epidemiólogo.

Para observar con más exactitud la evolución de la epidemia, hay que recurrir a los datos hospitalarios. El incremento de ingresados en UCIS es del 0,8% y el de hospitalzados del 1,2, “en consonancia con los días anteriores”. En lo que sí se han visto variaciones es que “hasta hace poco el 50% de los nuevos ingresos los aportaba una sola comunidad y ahora aporta un tercio”. “Vamos, poco a poco, homogeneizando las series en los distintos territorios”, ha explicado el director del Centro de Alertas.

Sobre la cifra de fallecidos, ha indicado que esta serie es la que más tarde desciende, pero que aún así está bajando: “Esta semana nos situamos en el rango de los 400, cuando la pasada estábamos en los 500 y pico”.

¿Había trasmisión comunitaria ya en febrero?

El Instituto de Salud Carlos III ha publicado un informe que desvela que el virus entró en España ya en febrero y por 15 vías dintintas, pese a que el día 23 de febrero Simón afirmase que “en España ni hay virus ni se ha trasmitido la enfermedad”. Al ser preguntado por esto, el director del Centro de Alertas ha puesto en duda la versión de este informe. “El virus original que salió de China, a medida que se va replicando, tiene opciones de generar transformaciones en su ADN. Esto hace que se pueda identificar cuándo van divergiendo las diferentes cepas del virus. Hacia medidados de febrero detectaron una divergencia, pero eso no quiere decir que haya entrado el virus en el país" . Simón ha continuado explicando que el incremento importante de la epidemia que se produjo en la segunda semana de marzo se debió a trasmisiones que se produjeron en la última semana de febrero y que eso “si es coherente con lo que dice el estudio del Carlos III”. “Que se hallara una divergencia del virus el día 9 no quiere decir que entrase en el país”, ha recalcado.

Sobre si hubo o no paciente cero, el epidemiólogo coincide en que hubo varías vías de entrada "y eso es obvio porque si no el estallido del brote no hubiera sido tan explosivo”