Los Colegios de Enfermería de Vizcaya y Málaga se suman a la querella contra Sánchez e Illa

Acusan al Gobierno de la desprotección de los sanitarios con la falta de materiales y las mascarillas “fake”

Coronavirus.- Infermeres de Catalunya afea el uso de estudiantes de enfermería como trabajadoras "low-cost"
Las enfermeras, en pie de guerra contra el Gobierno HOSPITAL CLINIC BARCELONA / FRAN 02/04/2020 HOSPITAL CLINIC BARCELONA / FRAN

Las enfermeras de Málaga y de Vizcaya también han decidido sumarse a la querella criminal interpuesta ante el Tribunal Supremo por el Consejo General de Enfermería de España contra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; el ministro de Sanidad, Salvador Illa; el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, la directora general de Salud Pública, Pilar Aparicio, y otros dos altos cargos del Ministerio de Sanidad por la desprotección por la falta de equipos con la que han tenido que hacer frente los sanitarios de toda España a la avalancha de infectados en medio de la pandemia de coronavirus.

Al igual que ha hecho también el Colegio de Enfermería de Madrid, los colegios de Málaga y Vizcaya han decidido sumarse también “por un presunto delito contra la seguridad de los trabajadores. La querella criminal también plantea otros presuntos delitos como la imprudencia grave con resultado de lesiones o muerte. La presidenta del Colegio de Vizcaya, María José Etxaniz, subraya que esta actuación judicial parte de un acuerdo adoptado por unanimidad hace semanas por la Comisión Ejecutiva del Consejo General de Enfermería, ante el contagio masivo de sanitarios y el posterior fallecimiento de varios de ellos. “Lejos de haberse subsanado esta situación con el devenir de la pandemia hemos constatado” nuevamente la desprotección “con un ejemplo palmario, como ha sido el escándalo de las mascarillas defectuosas”.

El Colegio de Enfermería de Málaga, por su parte, se adhiere porque “no se pusieron en marcha las actuaciones necesarias para dotar a los profesionales sanitarios de los medios y materiales de protección necesarios, a lo que hay que añadir la entrega de materiales defectuosos, como mascarillas, o los test sin fiabilidad suficiente”, asegura en un comunicado.