Sanidad inicia el estudio que estimará el porcentaje de españoles que ha desarrollado anticuerpos

Se han seleccionado más de 36.000 hogares españoles para que la muestra tenga participantes de todos los grupos de edad y localizaciones geográficas.

EE.UU.- Un simple análisis de sangre permite revelar si se padece cáncer y cuál es, incluso en las primera etapas
Extracción de sangre para el estudio de seroprevalencia MACDILL AIR FORCE BASE

Hoy comienza el Estudio Nacional Epidemiológico de la infección por SARS-CoV2 en España (ENE-COVID), diseñado por el Ministerio de Sanidad y el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) con la colaboración de las CCAA. Las CCAA proporcionarán el personal sanitario para la realización del proyecto y serán las encargadas de adecuar la logística del estudio de la forma que se considere más adecuada en cada territorio, garantizando que se cumplen todos los requisitos metodológicos del estudio.

A través de las Consejerías de Sanidad o de los propios centros de salud, se irá citando a los participantes para la obtención de muestras. Las llamadas comenzarán este mismo lunes. “La participación es totalmente voluntaria”, ha destacado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, “pero aprovecho para animar a todas las personas que sean contactadas a participar en el estudio. Los resultados serán de enorme utilidad para toda la sociedad española”.

Con este estudio, el Ministerio de Sanidad y el ISCIII, dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación, en estrecha colaboración con las Comunidades Autónomas, pretenden estimar el porcentaje de la población española que ha desarrollado anticuerpos frente al nuevo coronavirus SARSCoV-2 (concepto conocido como seroprevalencia). La información obtenida será de enorme relevancia para la toma de decisiones de salud pública en el conjunto del Estado.

El papel de los servicios de Atención Primaria de Salud será especialmente relevante a lo largo de todo el proceso.

Desarrollo del estudio

En colaboración con el Instituto Nacional de Estadística (INE), se han seleccionado más de 36.000 hogares españoles, para que la muestra tenga participantes de todos los grupos de edad y localizaciones geográficas. De esta forma, se invitará a participar a 90.000 personas y se estima que la muestra final estará compuesta por un mínimo de 60.000 personas.

El diseño del ENE-COVID, cuya coordinación científica se lleva a cabo en el Centro Nacional de Epidemiología del ISCIII, contempla el estudio de todas las personas que conviven en un mismo domicilio, ya que esto facilita la representatividad de la muestra, y además, puede permitir diferenciar entre las nuevas infecciones que se producen por trasmisión comunitaria y las que se puedan estar produciendo dentro de los hogares.