Dimite la consejera de Sanidad de Aragón tras sus polémicas declaraciones sobre el material de los sanitarios

La política socialista aseguró que para los sanitarios era un “estímulo” hacerse sus propios equipos de protección contra el coronavirus

La Consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Pilar Ventura, anunció su dimisión tras protagonizar polémicas declaraciones que hizo el pasado viernes en una comparecencia en las Cortes donde aseguró que confeccionar material de protección con bolsas de basura «estimulaba» a los sanitarios.

Tras las fuertes críticas de los profesionales de la Sanidad, Ventura compareció en rueda de prensa acompañada por el presidente de la Comunidad, el socialista Javier Lambán, para presentar su renuncia. «No puedo estar al frente de la Sanidad cuando los sindicatos del sector y los colegios profesionales no me aceptan. No quiero ser un estorbo para esta recuperación y por eso considero que debo dejar el cargo», dijo en una comparecencia en la que no se admitieron preguntas.

A su desafortunado comentario hay que añadir que en las últimas horas el Gobierno autonómico tuvo que retirar un lote de 17.000 mascarillas FFP2 que llevaban utilizándose en varios hospitales de la comunidad de Aragón desde el mes de abril ante la sospecha de que sean defectuosas.

La salida de la número 1 de Salud de Aragón fue irremediable después de que un gran número de sindicatos médicos de la Comunidad como la Confederación Estatal Sindicato Médicos (CESM) y la Federación Aragonesa de Médicos Titulares (FASAMET), así como el Consejo Autonómico de Médicos de Aragón solicitasen su cese e iniciasen concentraciones en contra de su gestión. Precisamente, los médicos aragoneses fueron de los primeros en celebrar ayer su marcha porque, dicen, «ahora más que nunca se necesita una Consejería de Sanidad que esté a la altura de las circunstancias para asumir el gran reto de gestionar un sistema sanitario aragonés».

Por su parte, el presidente del Partido Popular Aragón, Luis María Beamonte, señaló que su dimisión es la muestra de que la gestión sanitaria en la Comunidad «ha sido errática de principio a fin y eso es grave, muy grave». Añadió, además, que Lambán «debía haber actuado antes» porque es a él a quién «le corresponde llevar el timón».

La ya exconsejera admitió que se equivocó en sus palabras, pero que «jamás» fue su intención «ofender a los sanitarios». Por otro lado, el líder autonómico agradeció «de todo corazón» que Ventura haya querido dar un paso atrás para «facilitar la gestión de los meses que quedan por delante» en la lucha contra la pandemia y añadió que «dudo mucho de que al frente de la Consejería de Sanidad pueda haber nunca una persona de la altura ética y moral, del compromiso y de la dedicación al cargo que ha tenido Pilar Ventura».

El presidente Lambán todavía no ha desvelado quién sucederá a Ventura. Su renuncia se produce en un momento crítico en el que la comunidad ha iniciado la desescalada y en el que cualquier paso atrás puede condicionar la vuelta a la normalidad. Hasta la fecha, son 5.359 los casos y 828 los muertos por la Covid-19 en Aragón.