Más de 30 millones de personas recurren a la farmacia durante la crisis

850.000 ciudadanos han recibido atención en su domicilio, especialmente los mayores de 65 años según refleja una encuesta realizada por el Consejo General de Colegios Farmacéuticos (Cgcof) y la Federación de Distribuidores Farmacéuticos (Fedifar)

En el primer mes de confinamiento más de 30 millones de personas han acudido a la Farmacia, casi dos terceras partes de la población. Tres de cada cuatro españoles de entre 45 y 64 años han acudido a su farmacia. Además, 2,2 millones de ciudadanos han recibido atención telefónica por parte de su farmacéutico, y otros 850.000 han recibido atención farmacéutica en su domicilio, especialmente los mayores de 65 años.

Así lo reflejan los datos de la encuesta, encargada por el Consejo General de Colegios Farmacéuticos y la Federación de Distribuidores Farmacéuticos (Fedifar), sobre el «Papel de la Farmacia en la crisis del Covid-19». Realizada entre el 4 y el 16 de abril a una muestra de más 3.400 personas, refleja la importancia de la labor desarrollada por la red de 22.071 farmacias de nuestro país durante la fase de confinamiento de la pandemia. En este sentido, el 91,3% de los españoles reconoce el servicio público esencial prestado así como la profesionalidad de los farmacéuticos durante la crisis del coronavirus.

Desde el inicio de la crisis sanitaria, la encuesta muestra que las farmacias han sido el principal centro sanitario de información para los ciudadanos sobre la posible incidencia del coronavirus en su estado de salud. La confianza de la sociedad española hacia los farmacéuticos es prácticamente unánime (98%), junto con la veracidad de la información facilitada y la calidad en la atención recibida (94%). La mayoría de los ciudadanos que ha ido a la farmacia lo ha hecho, en el 85,4% de los casos, para la dispensación de los medicamentos de uso habitual.

Por otro lado, casi cinco millones y medio de personas han acudido para adquirir fármacos relacionados con el coronavirus y material para protegerse. Asimismo, la población ha manifestado en esta encuesta su apoyo prácticamente unánime –96,2% y 90,7%– a la atención domiciliaria prestada por estos profesionales durante el Estado de Alarma para garantizar el acceso a los medicamentos, también los de diagnóstico hospitalario, en las farmacias.

Cabe destacar que la inmensa mayoría de los españoles afirma no haber tenido ningún problema de desabastecimiento en sus boticas. «El hecho de que el 94% de los ciudadanos que fueron a una farmacia durante la fase de confinamiento haya afirmado que no se encontró con problemas de desabastecimiento significa que la distribución farmacéutica ha garantizado el adecuado suministro», señala el presidente de Fedifar, Eladio González.