Sanidad borró los autores de un informe que alertaba de actos masivos antes del 8-M

El Ministerio de Sanidad ha colgado de nuevo en su web dos de los informes que había eliminado. La nueva versión del 10 de febrero es idéntica, salvo por la autoría, y la del 6 de marzo tiene modificaciones

La lluvia de acusaciones recibida por ocultar información y las consecuencias que pueden derivarse de ello han llevado al Ministerio de Sanidad a colgar de nuevo en su web dos de los informes que había eliminado, en los que alertaba de la peligrosidad del Covid-19 y de la «altísima tasa de transmisión del virus» en eventos, antes de permitir el 8 de marzo la celebración de 480 manifestaciones feministas, en las que participaron 600.979 personas, según una respuesta parlamentaria del Gobierno. Lo hizo, el martes 19 por la tarde, y los documentos en cuestión tienen fecha del 10 de febrero y 6 de marzo.

Como ya ha informado LA RAZÓN en varias ocasiones, la primera el 22 de marzo, dichos documentos fueron elaborados por técnicos del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias (CCAES) que dirige Fernando Simón, bajo la supervisión de la Dirección General de Salud Pública del Ministerio. En ellos, se acredita que el departamento que dirige Salvador Illa era plenamente consciente del riesgo que entrañaba el virus y de su enorme capacidad de propagación.

Los documentos reseñan que la transmisión entre humanos se considera similar a la descrita por otros coronavirus «a través de las secreciones de más de cinco micras (capaces de transmitirse a distancias de hasta dos metros) y las manos o fómites contaminados de estas secreciones seguido del contacto con la mucosa de la boca, nariz u oídos».

Según la información de la que disponía el Ministerio, el periodo de incubación se estimaba entre 4 y 7 días, «con un promedio de cinco días, habiéndose producido un 95% de los casos a los 12,5 días desde la exposición». Además, determinaban que el promedio de casos secundarios producidos a partir de un caso «se ha estimado entre 2-3». Pese a ello, el Ministerio avaló la celebración de las concentraciones el 8-M.

En la elaboración de ambos informes participaron, además de Simón, 14 expertos de su equipo, de los cuales seis son especialistas en Salud Pública con conocimientos en epidemiología, cinco son médicos residentes de Salud Pública, y tres son técnicos superiores de apoyo contratados por Tragsatec, filial de Tragsa, a través de una encomienda de Sanidad.

Entre ellos figura el propio Simón y la portavoz que le sustituyó en las comparecencias públicas cuando dio positivo en Covid-19, María José Sierra. El resto de los autores que figuran son Laura Díez, Montserrat Gamarra, Lucía García-San Miguel, Pello Latasa, Susana Monge, Lina Parra, Jesús Pérez, Óscar Pérez, Lidia Redondo, Berta Suárez, Eva Fernández, Angélica Ortega y Adriana Román. También participaron especialistas del Centro Nacional de Epidemiología y del Centro Nacional de Microbiología, y en la actualización del 6 de marzo interviene también Agustín Portela Moreira, de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. En el sector sanitario se ha especulado con la posibilidad de que todos ellos conformen el equipo principal de expertos en los que se ha apoyado el Ministerio a la hora de tomar decisiones fundamentales a lo largo de esta grave crisis.

Como ya informó este periódico, al poco tiempo de que trascendiera la autoría de los mismos, Sanidad decidió eliminar los documentos de su web y sustituirlos regularmente por otras versiones con información más actualizada, pero en la que ya no figuraban sus autores. El martes 19 optó, en cambio, por volverlos a colgar, pero eliminando de sus páginas el nombre de los autores. Así, mientras el del 10 de febrero permanecía intacto, a excepción de la autoría, el del 6 de marzo tiene, además, varias modificaciones al tratarse de una segunda versión de la que informan en el mismo. El cambio más llamativo es que en la versión sin nombres y más actualizada (a 9 de marzo) se recoge en el apartado de distribución por edad y sexo un informe de la OMS fechado a 27 de enero y una serie publicada el 6 de febrero, cuando en el documento inicial el informe que recogen es posterior, en concreto una información de la «misión de la OMS en China, con 55.924 casos confirmados a 20-02-2020».