Coronavirus

Simón quedó quinto

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias sacó 34,26 puntos en la convocatoria, lejos de los 39,74 que logró el que se situó primero

El director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón
El director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando SimónMoncloa / JM CuadradoEFE

Fernando Simón, el científico que despierta la admiración del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pese a errar en sus pronósticos previos al estallido de la pandemia –anunció que en España no iba a haber más allá de unos casos aislados que después se han convertido en más de 27.000 muertes–, logró plaza de funcionario en 2006 durante el primer gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, con Elena Salgado de ministra de Sanidad y Fernando Puig de la Bellacasa de subsecretario. El aragonés, un médico que carece de especialidad al no tener el MIR, fue uno de los aspirantes aprobados en el proceso selectivo por el sistema de acceso libre en el Cuerpo de Médicos Titulares que puso en marcha entonces el Ejecutivo.

La orden SCO/836/2006 de 8 de marzo hace pública la relación de aprobados y el hoy portavoz científico de la mayor crisis sanitaria en los últimos cien años quedó en quinto lugar entre los 18 aspirantes seleccionados. En concreto, Simón obtuvo 34,26 puntos en la convocatoria, muy por debajo de los 39,74 puntos que logró el primero, Mario Cardaba Arranz, o de los 38,77 que consiguió el segundo, Juan Luis Moreno González. Simón superó, eso sí, a 13 aspirantes que lograron plaza en el Ministerio de Sanidad en aquella convocatoria. La orden especificaba que los nuevos funcionarios debían superar un curso selectivo de una duración de un mes en la Escuela Nacional de Sanidad del Instituto de Salud Carlos III.

Su nombramiento definitivo se produjo a través de otra orden, la SCO/3322/2006 de 16 de octubre. Simón se convirtió así en funcionario del cuerpo de Médicos Titulares al tomar posesión de su destino al mes siguiente de la publicación de dicha orden ministerial. De todos los que ocuparon las 18 plazas ofertadas, Simón era el segundo más mayor, al nacer en 1963. El que quedó en el puesto 11, Carlos Navarro Arribas, nació en 1959, pero el resto eran todos más jóvenes. Dos de ellos nacieron en el año 76 y tenían, por tanto, 13 años menos que el médico aragonés.

¿Cuál fue el destino de Simón?

Este aragonés tuvo como destino la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. En concreto, fue a parar a la Subdirección General de Medicamentos de Uso Humano en calidad de jefe de la Sección de Alertas de Medicamento de Uso Humano, con un nivel 24. Otros compañeros de promoción recalaron en la Dirección General de Salud Pública, la misma área en la que se ubica el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias que hoy comanda Simón. La creación de dicho centro se produjo a través de una orden ministerial de 2004, cuando la ministra de Sanidad era la popular Ana Pastor. Dicha orden constituía en España el Sistema de Coordinación de Alertas y Emergencias, «cuya dirección estratégica corresponde a un Comité Director de Situaciones de Crisis y Emergencias. Como unidad operativa del sistema, se crea el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias (CCAES)», según establecía dicha orden. Simón pasó a ser conocido para el gran público con motivo de la crisis del ébola, cuando el Ministerio comandado entonces por Ana Mato le convirtió en portavoz científico para intentar mejorar la comunicación oficial en un momento en el que arreciaban las críticas de la entonces oposición socialista.