Sanidad insta a las empresas a hacer PCR en vez de test rápidos

Desaconseja las técnicas de detección de antígenos y anticuerpos en el ámbito laboral y apremia a los servicios de prevención para que ayuden a controlar la transmisión del virus

El Ministerio de Sanidad insiste en la importancia del entorno laboral para frenar el avance del coronavirus. En un documento técnico con instrucciones sobre la realización de pruebas diagnósticas para la detección del Covid-19 en el ámbito de las empresas, resalta que la intervención de los servicios de prevención frente a la exposición al SARS-CoV-2 «es crucial» y recuerda que están llamados a colaborar, en su ámbito competencial, con las autoridades sanitarias en la detección y el diagnóstico precoz de todos los casos compatibles con Covid-19 para controlar la transmisión.

«Su participación en la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica con la recogida de la información y la notificación es una obligación, pero también una acción fundamental en el control y seguimiento de los casos y de los contactos en el entorno laboral. El documento, actualizado este martes, recuerda a las empresas que la detección precoz de infección por SARS-CoV-2 «se hará mediante la realización de una PCR u otra técnica de diagnóstico molecular que se considere adecuada a todo caso sospechoso de infección en las primeras 24 horas».

Por caso sospechoso considera a cualquier persona con un cuadro clínico de infección respiratoria aguda de aparición súbita de cualquier enfermedad que cursa, entre otros, con fiebre, tos o sensación de falta de aire. «Otros síntomas como la odinofagia, anosmia, ageusia, dolores musculares, diarreas, dolor torácico o cefaleas, entre otros, pueden ser considerados también síntomas de sospecha de infección por SARS-CoV-2 según criterio clínico».

El Ministerio subraya que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que la prueba molecular (PCR) de muestras del tracto respiratorio es el medio recomendado para la identificación y confirmación de laboratorio de los casos de Covid-19 y se prioriza su utilización frente a otras estrategias. Por su parte, insiste en restar peso a las pruebas de diagnóstico rápido. «La OMS, según la evidencia actual, únicamente recomienda su uso para determinadas situaciones y estudios, y con fines de investigación». Añade que «las técnicas de detección rápida de antígenos o anticuerpos no se consideran adecuadas para el diagnóstico de infección aguda. Tampoco la serología tipo Elisa u otras técnicas de inmunoensayo de alto rendimiento están indicadas por sí solas para el diagnóstico agudo de la enfermedad. Por lo que se refiere a las pruebas basadas en la detección de anticuerpos es necesario hacer notar que proporcionan información de la fase de recuperación, cuando muchas de las oportunidades de intervención clínica o interrupción de la transmisión de la enfermedad ya han pasado. Además de los falsos positivos que pueden aparecer en su práctica se ha debatido también si podrían predecir que una persona sea inmune a la reinfección con el virus Covid-19». Según el Ministerio, «no hay evidencia hasta la fecha para apoyar esto».

El texto remite a la estrategia de diagnóstico, vigilancia y control de Covid-19. Recuerda que realizada la PCR a todo caso sospechoso de infección en las primeras 24 horas, si resulta negativa y hay alta sospecha clínica de Covid-19 se repetirá la PCR a las 48 horas con una nueva muestra del tracto respiratorio. Si la PCR continúa siendo negativa y han transcurrido varios días desde el inicio de los síntomas se podrá plantear la detección de IgM mediante prueba serológica tipo Elisa u otras técnicas de inmunoensayo.

«Se recomienda la realización de PCR a los contactos estrechos con el objetivo principal de detectar precozmente nuevos casos positivos. En este sentido, la estrategia más efectiva sería realizar la PCR en el momento de la identificación del contacto, independientemente del tiempo transcurrido desde el último contacto con el caso. Si el resultado de esta PCR es negativo se continuará la cuarentena hasta el día 14. De forma adicional, y con el objetivo de poder reducir la duración de dicha cuarentena, podrá realizarse una PCR transcurridos 10 días del último contacto con el caso, pudiendo suspenderse la cuarentena en caso de resultado negativo. Si cualquier PCR realizada a los contactos diera positiva, el contacto pasaría a ser considerado caso confirmado, realizando autoaislamiento inmediato».