Los médicos avisan al Gobierno de un otoño caliente

La CESM subraya que el colectivo está “indignado” ante la gestión que se ha hecho en la lucha contra la Covid-19 y pide que los homenajes se traduzcan ya en medidas

Los médicos alertan al Gobierno de la oleada que puede llegar en otoño
Los médicos alertan al Gobierno de la oleada que puede llegar en otoñoManu FernandezAP

El Comité Ejecutivo de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), mayoritaria en el sector, ha aprobado por unanimidad la “ejecución de acciones concretas” si a la vuelta de las vacaciones siguen sin reconocerse algunas reivindicaciones que considera claves y que los facultativos llevan años reclamando. “Ante el profundo malestar que existe entre nuestro colectivo, tan agotado tras los meses de lucha contra la Covid-19, como indignado ante la gestión que se ha hecho -y se sigue haciendo-, aseguramos que se presenta un otoño caliente si siguen sin ver plasmadas algunas de las exigencias para dignificar nuestro desempeño profesional”, asegura la confederación.

Los sindicatos médicos agradecen el reconocimiento que se ha hecho a la labor de los facultativos durante estos meses por parte de las administraciones y los propios usuarios de la sanidad, pero reclaman que se materialicen en “las mejoras que necesitamos” para llevar a cabo la labor asistencial. La CESM cita como ejemplo las movilizaciones de médicos residentes de algunas autonomías por sus condiciones laborales y advierte de que “si no se toman medidas concretas habrá conflicto con toda la profesión médica por la falta de reconocimiento en un momento en el que resulta imprescindible que éste se produzca.

La organización que preside Tomás Toranzo, que ya interpuso una querella criminal contra el Gobierno por la desprotección con la que los médicos y el resto del personal sanitario tuvieron que enfrentarse a la pandemia de coronavirus, demanda en concreto aumentar la inversión en Sanidad hasta un 10% del PIB para equipararla a los países de nuestro entorno; una mejora sustancial de las retribuciones básicas y complementarias; aumentar los niveles del complemento de destino; recuperar las pagas extra en su totalidad; subir el precio de la hora de guardia para igualarla, al menos, a la hora ordinaria o acabar con la libre designación para el acceso a los puestos jerárquicos del Sistema Nacional de Salud. También reivindica una adecuación de las plantillas y de la jornada de trabajo para evitar la sobrecarga asistencial, un nuevo Convenio MIR y que la medicina sea considerada profesión de riesgo.