«Nuestro siguiente objetivo es demostrar la presencia del virus a nivel celular en las autopsias»

Entrevista al Dr. Federico Rojo Jefe del Dpto. Anatomía Patológica de la Fundación Jiménez Díaz, en Madrid

Dr. Federico Rojo, jefe del Departamento de Anatomía Patológica del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz, en Madrid
Dr. Federico Rojo, jefe del Departamento de Anatomía Patológica del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz, en MadridFreelanceFreelance

¿Cuáles son las lesiones más importantes que habéis detectado en las autopsias?

-Además de la lesión en el pulmón, que justifica la sintomatología que evidencian estos pacientes, en especial aquellos con evolución complicada, hemos detectado en estos estudios necrópsicos una afectación sistémica, con cambios que sugieren la presencia de virus en múltiples órganos, fundamentalmente en estructuras vasculares de pequeño vaso, afectando las células endoteliales y justificando la clínica descrita también de trastornos de la coagulación y trombosis que acontece con la infección.

-¿Qué órganos han sido los más dañados, además de los pulmones?

-Los pulmones presentan lesiones importantes en todos los casos estudiados, justificadas fundamentalmente por la evolución de los pacientes tras su paso por cuidados intensivos y el soporte respiratorio aplicado. De forma complementaria pero no menos importante, la médula ósea también presenta lesiones severas. En este órgano se observan fenómenos de fagocitosis tipo síndrome hemofagocítico. Estas lesiones son la base del síndrome de activación de macrófagos, que produce una liberación masiva de citoquinas, descontrolada, y que provoca esas lesiones vasculares en forma de microtrombos que hemos comentado. Esta reacción inmune no controlada es responsable de las complicaciones clínicas en estos pacientes. La aplicación de tratamiento antiinflamatorio, como corticoides, ha demostrado mejorar la evolución en los pacientes infectados. También los anticoagulantes, con cierta eficacia, mejoran esa clínica de microtrombos que se ha mencionado.

-Además de la lesión pulmonar, ¿qué otras lesiones habéis detectado que os hayan llamado la atención?

-Fundamentalmente los hallazgos responden a los descritos previamente. De forma adicional en algunos casos existe daño renal, con lesiones glomerulares, y patología cutánea causada también por el daño vascular y los microtrombos.

-¿Cuántas autopsias habéis realizado en total?

-Hemos realizado ocho estudios necrópsicos completos y varias decenas de toma de muestras postmortem en órganos diana. Estos últimos en aquellos pacientes en los que no se pudo organizar el estudio necrópsico completo.

-¿Habéis notado alguna diferencia de daños entre las autopsias de los primeros fallecidos y las últimas que habéis hecho?

-Los hallazgos y observaciones son constantes en todos los estudios realizados desde principios de marzo. Coinciden también con otras descripciones en la literatura científica de pequeñas series en otros países, chinas, europeas y americanas fundamentalmente. Nuestra descripción de las lesiones en médula ósea ha sido novedosa y objeto de una publicación aceptada en «Modern Pathology» este mes.

-¿Habéis comparado estas lesiones con las que causan el SARS o el MERS?

-No tenemos experiencia propia con las anteriores epidemias de SARS o MERS. Sin embargo, los datos disponibles en la literatura coinciden con los encontrados en la actual pandemia por SARS-CoV-2 a nivel de daño pulmonar y alteraciones vasculares.

-Cuanto más profundiza uno, más preguntas tiene. Tras este estudio, ¿se ha quedado alguna pregunta en el aire?

-Debemos profundizar en la comprensión de la infección, de la afectación a nivel celular y molecular. Estamos en el inicio del camino.

-En este sentido, ¿cuál es la siguiente línea de investigación?

-Vamos a tratar de demostrar la presencia del virus a nivel celular. Estamos ensayando diversas técnicas de marcaje del virus y demostración del mismo en tejidos para confirmar su presencia, desde la utilización de sondas, anticuerpos y microscopia electrónica.

-¿Qué medidas especiales de protección tenéis para la realización de estas autopsias?

-Nuestra sala de autopsias cumple un nivel asimilado a BSL3, que permite realizar este tipo de estudios de causa infecciosa con la máxima seguridad para los profesionales.