Los pacientes, sobre el acuerdo de reconstrucción de la sanidad: “Es un día triste”

Las organizaciones denuncian que el documento pactado en el Congreso las aboca a la extinción, al prohibir que se financien a través de la industria

Vista general del Grupo de Trabajo de Sanidad y Salud Pública de la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica en el Congreso de los Diputados
Vista general del Grupo de Trabajo de Sanidad y Salud Pública de la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica en el Congreso de los DiputadosCongreso de los DiputadosCongreso de los Diputados

El acuerdo sanitario para la reconstrucción sanitaria alcanzado en el Congreso ha empezado a desatar las críticas de algunos de los agentes afectados por las medidas que plantea. Las asociaciones de pacientes figuran entre las más críticas, tras constatar que el texto mantiene la prohibición de que la industria las financie, lo que, a su juicio, abocará a la extinción a la mayor parte de ellas. Carina Escobar, presidenta de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP), ha hablado de un “día triste” para esas asociaciones y “para los más de 9 millones de personas con enfermedades en España a los que representamos y apoyamos y ayudamos cada día”.

En un comunicado, la plataforma expresa “el completo desacuerdo” con el documento. “Estamos ante un momento crucial para toda la ciudadanía y ahora más que nunca es la hora de reclamar un sistema de salud fuerte y cohesionado”, señalan desde la entidad. Además de muchos aspectos relacionados con la cronicidad, que para la POP son “claramente mejorables”, preocupa especialmente el tema de la financiación de las asociaciones de pacientes.

Se trata, asegura, de “una mala nueva” para todas las que trabajan “de forma independiente, transparente y ética, con el criterio ideal de no depender al 100% de una única fuente de financiación, pues solo así podemos garantizar todo el servicio y acompañamiento que ofrecemos a millones de personas, a miles de familias”. “Esta decisión sólo viene a sumar más dolor al drama que estamos viviendo”, afirma Carina Escobar, quien denuncia que no sólo no han sido escuchados en todo este proceso, sino que han sido “invisibilizados, siento uno de los grupos de riesgo que peor lo hemos pasado” durante la pandemia.

La POP reúne a 27 organizaciones de pacientes de ámbito estatal, con más de 1.300 organizaciones asociadas. No es esta la única plataforma de enfermos crítica con el documento. Como ya informó este periódico, el Grupo Español de Pacientes con Cáncer (Gepac) ha emprendido una campaña de recogida de firmas para evitar que la prohibición incluida en el documento pueda revestir carácter de ley. Gepac agrupa a 71 asociaciones de pacientes.