Las enfermas de cáncer de mama también estallan contra el dictamen para la reconstrucción sanitaria

La federación que las representa critica el veto a que la industria financie a las asociaciones: “Hoy es un día negro para el movimiento asociativo de pacientes”

Dentro de una UCI: empezamos a ver la salida del túnel
Enfermera en una UCIRaquel ManzanaresEFE

La Federación Española de Cáncer de Mama (Fecma) se ha sumado a las organizaciones críticas con el dictamen para la reconstrucción sanitaria acordado y aprobado en el Congreso por el veto que impone el texto a la financiación de las asociaciones de pacientes por parte de la industria. En un comunicado, la federación lamenta que el Pleno de la Cámara Baja “no haya valorado el papel colaborativo y propositivo que el movimiento asociativo de pacientes, del que forma parte Fecma, ha tenido y tiene respecto a nuestro Sistema Nacional de Salud”. Según señala, “mantener en la aprobación final del dictamen la redacción del punto 47.2 del borrador de conclusiones manifiesta una absoluta falta de confianza en el trabajo y en las actividades del movimiento asociativo de pacientes y un exceso de intervencionismo”. Fecma pone en duda que los redactores de ese apartado conozcan realmente la cuantía de las ayudas y subvenciones públicas (estatales, autonómicas y locales) que reciben las asociaciones de pacientes, y si pueden explicar “cómo podemos financiar o cofinanciar en el futuro becas, proyectos de investigación, seminarios, encuentros, conferencias, servicios, encuestas, estudios, publicaciones, etc.”.

En el comunicado, la federación asegura que “nuestras normas de autoregulación y nuestro comportamiento siempre han tendido a manifestar y defender la transparencia de nuestra financiación. Las relaciones de Fecma con la iniciativa privada se establecen mediante convenios y, en consecuencia, son relaciones claras, conocidas, transparentes, temporales y basadas en objetivos concretos y nunca han limitado, ni condicionado nuestras actividades, ni han subordinado nuestras reivindicaciones”. Según Fecma, “con la aprobación de este dictamen, no sólo no se reconoce la existencia y el trabajo del movimiento asociativo de pacientes del que forma parte nuestra federación, sino que, lamentablemente, se le quiere condicionar su funcionamiento y limitar sus actividades”. El comunicado concluye con esta frase: “Hoy es un día negro, triste y decepcionante para el movimiento asociativo de pacientes”. Fecma representa a más de 45.300 mujeres afectadas por cáncer de mama, agrupadas en 47 asociaciones de toda España, y es una entidad sin ánimo de lucro.