«Los médicos de familia hemos estado allí donde se nos requería»

Se estima que la Atención Primaria ha soportado el 80% de la presión asistencial durante los meses más críticos de la crisis sanitaria

Isabel Díaz Ayuso, Jose Antonio Quevedo, Francisco Marhuenda
Isabel Díaz Ayuso, Jose Antonio Quevedo, Francisco MarhuendaCristina BejaranoEspecial Homenaje a los héroes de la pandemia

El papel que ha jugado la Medicina de Familia durante los peores momentos de la pandemia del coronavirus ha resultado fundamental para lograr doblegar la famosa curva de contagios y controlar la transmisión del virus, pero su misión también está resultando esencial durante los momentos actuales, actuando como piezas clave del engranaje del seguimiento de los nuevos casos. Por ello, desde LA RAZÓN se ha querido homenajear con un merecido reconocimiento a los profesionales de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc).

«En nombre de Semfyc y de sus 20.000 asociados queremos agradecer este cariñoso reconocimiento», aseguró José Antonio Quevedo, subsecretario de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria tras recoger el galardón de manos de Isabel Díaz Ayuso y de Francisco Marhuenda.

Además de diagnosticar los primeros casos de coronavirus apenas sin información al respecto, fueron los médicos de familia quienes se encargaron durante las semanas de confinamiento de realizar un seguimiento exhaustivo de todos los afectados por Covid-19 que permanecieron asintomáticos o con leves molestias en su casa, realizando llamadas constantes y visitando a los pacientes en sus domicilios en los casos de personas mayores o de riesgo.

De hecho, según datos de Semfyc, se estima que la Atención Primaria ha soportado el 80 por ciento de la presión asistencial durante los meses más críticos de la crisis sanitaria, ya que una sola enfermedad ha sido capaz de eclipsar a todas las demás, pero eso no ha hecho que desaparezcan. De hecho, desde la Atención Primaria se pusieron en marcha mecanismos de atención no presencial para consultas no urgentes, una medida que ha sentado precedente de lo que podría ser la telemedicina del futuro más cercano. Por todo ello, este homenaje resulta muy merecido. «Nuestros socios han estado durante toda la pandemia en sus centros de salud, sin dejar de trabajar, sin descansar, atendiendo los servicios de Urgencias y allí donde se nos ha requerido. Por todo ello, también quiero dedicar este premio a todos los compañeros que han perdido su vida por los pacientes y por la Medicina. Va por ellos», concluyó emocionado Quevedo.