Portugal desarrolla la primera mascarilla que inactiva el virus que causa la Covid-19

El Instituto de Medicina Molecular de Lisboa certifica su eficacia incluso tras someterla a 50 lavados

El Instituto de Medicina Molecular Joao Lobo Antunes, de Lisboa, en Portugal, ha anunciado el éxito de las pruebas de la mascarilla llamada MoxAdTech (iMM), la primera capaz de inactivar el virus que origina la Covid-19. El producto, “made in Portugal”, ha sido fruto del trabajo conjunto de la comunidad académica, científica y empresarial. En concreto, nace de la colaboración entre el fabricante Adalberto, la empresa del sector de moda MO y la empresa Sonae Fashion, el centro tecnológico Citeve, el iMM y la Universidad do Minho.

Según el instituto, se trata de una mascarilla reutilizable de alta eficiencia que contaba ya con el certificado de protección microbiana, propiedad a la que se suma ahora la capacidad del tejido para “desarmar” el virus SARS-CoV-2, el patógeno que causa la Covid-19. En un comunicado, el Instituto informa de que está desarrollado con un tejido técnico que integra varias capas distintas e impermeables. Los test realizados por el iMM confirman su eficacia para proteger contra esta enfermedad.

“La mascarilla cuenta con un innovador revestimiento que neutraliza el virus SARS-CoV-2 cuando entra en contacto con el tejido, un efecto que se mantiene tras someter al tejido a 50 lavados”. Pedro Simas, virólogo del iMM, ha coordinado las pruebas que evalúan las propiedades antivirales del tejido y afirma que “de una forma simplificada, estas pruebas consisten en el análisis del tejido tras su contacto con una solución que contiene una determinada cantidad de virus, midiendo su viabilidad a lo largo del tiempo.

Los test a las mascarilla MoxAdtech han demostrado una eficaz inactivación del SARS-CoV-2 incluso después de 50 lavados, observándose una reducción viral del 99% tras una hora de contacto con el tejido, de acuerdo con los parámetros para test indicados en la norma internacional ISO18184:2019”.

Estos protectores bucosanasles presentan características antimicrobianas, con eficacia comprobada contra virus y bacterias. “Su tecnología está acreditada a nivel internacional. El principio activo ya había sido testado con éxito por el Instituto Pasteur de Lille, en Francia, en concreto con el virus H1N1 y el virus Corona-type, así como contra el rotavirus”. El iMM está considerado como uno de los principales institutos de investigación científica de Portugal.