Los médicos alertan de que la Sanidad ha llegado al límite: «Estamos hartos»

El Consejo General lanzará hoy un duro comunicado en el que culpa a las autoridades del deterioro de la primaria y de que los hospitales vuelvan a la situación de marzo y abril

La comunidad médica ha dicho basta ante la que considera una errática gestión de la Covid-19 en España. El sábado, 55 sociedades científicas demandaron a través de un manifiesto una respuesta coordinada, equitativa y basada en la evidencia científica, y que ningún paciente sea excluido de la asistencia por razones de edad en esta segunda oleada. Hoy, el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos tiene previsto lanzar un duro comunicado en el que alerta de la «situación límite del sistema sanitario y del agotamiento de sus profesionales».

En el texto, al que ha tenido acceso LA RAZÓN, la corporación que preside Serafín Romero muestra su preocupación «por la situación de urgencia en la que se encuentra nuestro sistema sanitario, el desbordamiento de la atención primaria y, posiblemente, su defunción; la sobrecarga de las urgencias; el aumento de la ocupación de servicios sanitarios y de Unidades de Cuidados Intensivos (UCIS) y, muy especialmente, el estado de agotamiento físico y emocional de miles de médicos y médicas que asisten con abatimiento e indignación al espectáculo de nuestros responsables políticos, incapaces de mostrar un mínimo de acuerdo que solucione los problemas urgentes a los que desde hace semanas y meses la profesión médica se enfrenta en diferentes escenarios».

La Organización Médica Colegial recuerda que ha demandado soluciones urgentes como, por ejemplo, «una autoridad sanitaria única, la existencia de un marco conceptual acentuado y respetado de normalización de salud pública y vigilancia epidemiológica que aleje la toma de decisiones del debate político, la existencia de guías accesibles, sistemas de registros y comunicación ágiles y transparentes para que los profesionales sanitarios puedan coordinar y sincronizar sus decisiones, y aumentar la confiabilidad de nuestras acciones en la población».

Los colegios de médicos insisten además en la necesidad de la puesta en marcha de una estrategia de recursos humanos en salud para afrontar la pandemia.

En el comunicado que difundirá hoy, el Consejo afirma asistir «impotente» a la sobrecarga asistencial en primaria, «que no sólo tiene que abordar el seguimiento de la atención a problemas inaplazables, sino al ingente control de enfermedades crónicas, seguimientos de procesos intermedios, atención al paciente pluripatológico y polimedicado, seguimiento de pacientes mayores con escaso apoyo sociofamiliar y atención a los problemas de salud mental que se ven agravados por la actual situación y a los derivados de ésta». Alude al diagnóstico precoz, el control de aislamiento de casos y contactos, la vigilancia y control de residencias, la vuelta al colegio... «Y lo que es más patético, al aumento de la carga burocrática derivada de la Covid-19», entre la que cita los informes a colegios y empresas o las «bajas» para atender a hijos Covid.

Los colegios de médicos reclaman la puesta en marcha de un «plan Ifema para la primaria, que descargue a la misma de todas esas tareas de diagnóstico, control y seguimiento epidemiológico, y permita en condiciones de seguridad una asistencia de calidad», subraya el texto.

La corporación lamenta que los hospitales vuelvan además a los escenarios de marzo y abril, con una vuelta a la anulación de la actividad diaria y programada, con aumentos de listas de espera y una disminución del control de procesos graves, «y con el temor de desborde y sobrecarga asistencial en unas plantillas cansadas, mermadas y desalentadas». Los colegios recuerdan que 63 médicos ha fallecido ya durante la pandemia y que cientos se encuentran en proceso de recuperación y/o con secuelas. «Miles se han infectado y miles siguen trabajando en condiciones de gran dificultad. Resulta paradójico que aún tengamos que reivindicar que la profesión médica sea declarada como profesión de riesgo y que el contagio por Covid-19 sea enfermedad profesional».

Los médicos hacen un llamamiento a los ciudadanos para que cumplan las medidas preventivas frente al SARS-CoV-2 y lanzan un duro mesaje a los dirigentes políticos: «Estamos hartos». En el comunicado exigen «la puesta en marcha de medidas urgentes, que se pongan de acuerdo y que abandonen la confrontación, aparquen diferencias, centren el discurso y lideren como país la puesta en común de una hoja de ruta a la que nos sumemos todos». Y concluyen el texto demandando tanto al Ministerio de Sanidad como a las comunidades autónomas «un gran acuerdo urgente con las profesiones sanitarias, que establezca las acciones a realizar sin demora y evite la situación crítica de nuestro Sistema Nacional de Salud y el desaliento de sus profesionales».