Los médicos de atención primaria acusan a Illa y su equipo de “menoscabar” la calidad de la Sanidad

Alertan del riesgo para la Sanidad Pública de la contratación de 10.000 profesionales extracomunitarios o sin especialidad aprobada por el Ministerio

Los médicos de atención primaria se han sumado a la oleada de críticas vertidas por todo tipo de sanitarios contra Salvador Illa y su equipo del Ministerio de Sanidad por su gestión durante todos estos meses de pandemia. En un durísimo comunicado, las tres principales sociedades científicas de este nivel asistencial -Semfyc, Semergen y SEMG- y otras organizaciones profesionales que integran el llamado Foro de la Atención Primaria acusan al Gobierno de "menoscabar la calidad del Sistema Nacional de Salud y de poner en riesgo la salud pública. El motivo es la decisión de Sanidad de permitir la contratación para hacer funciones de especialista de profesionales que cuentan con el grado, diplomatura o licenciatura, pero carecen del título de especialista reconocido. “Se está transmitiendo la idea de que la especialización de nuestros médicos es un instrumento inútil, cuando es precisamente ésta la que impulsa su reconocimiento internacional. Precisamente, apoyar la contratación como especialistas de médicos sin especialidad supone un riesgo de Salud Pública y garantías de calidad asistencial que pone en riesgo a la ciudadanía que precisa de atención y al profesional que se expone a poner en suspenso su futuro profesional, a causa de los mayores riesgos que entraña entrar en ejercicio antes de terminar la formación. No todo vale. No cualquier médico puede realizar la actividad de un médico de familia o pediatra de atención primaria, del mismo modo que no cualquier médico puede ser contratado en el hospital como cardiólogo, neumólogo o cirujano”, subrayan a través de un comunicado. A juicio de las organizaciones médicas, el Gobierno se ha apresurado al aprobar el real decreto de medidas urgentes en materia de teletrabajo en las administraciones públicas y de recursos humanos en el Sistema Nacional de Salud para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la Covid-19. Dicha norma abre la puerta a la contratación de 10.000 profesionales extracomunitarios o sin especialidad para integrarlos en atención primaria, así como el traslado de especialistas hospitalarios a este nivel asistencial.