Mesoterapia facial con plasma si se te irrita la piel con la mascarilla: éstas son sus 5 ventajas

Representa uno de los tratamientos “más avanzados” a la hora de mantener una correcta hidratación facial, tratar los daños de la dermis, así como prevenir el envejecimiento

Este verano ha sido atípico porque nos ha dado el Sol con la mascarilla, y es que este nuevo ‘complemento’, como todos sabemos, es ya imprescindible en nuestras vidas. Y es que las mascarillas son nuestras grandes protectoras frente a la COVID-19, no debemos prescindir de ellas nunca, aunque a cambio, pueden estar saturando nuestra piel.

“La mascarilla ejerce un efecto de pantalla sobre nuestra cara, similar al de una sauna o un spa, que concluye en unas condiciones ambientales adversas: menor cantidad de oxígeno, mayor de CO2, y mayor nivel de humedad y de temperatura. Esto, unido al sudor y al roce constante del material con la piel, acaba provocando irritación o dermatitis”, explica la doctora María Ortiz, especialista médico estética del Hospital Quirónsalud Málaga.

Así, este verano hemos unido las altas temperaturas y la exposición al Sol, con el uso constante de mascarillas, de forma que nuestra piel ha sufrido un “especial esfuerzo”. “Esto ha dado lugar a la aparición de manchas o de arrugas e, incluso, de otras patologías más graves, como la irritación o la dermatitis en nuestra piel. La radiación ultravioleta, más alta los meses de verano, daña las fibras de colágeno y causa una producción excesiva de fibras de elastina anormales. El mecanismo de defensa de la piel intenta mejorar esta situación, provocando la formación de fibras denominadas ‘cicatrices solares’, que generan arrugas y depresiones cutáneas”, advierte la especialista.

Eso sí, como casi todo en esta vida, existe una solución muy efectiva, siendo la mesoterapia uno de los principales tratamientos con el que se pueden revertir todos estos perjudiciales sobre nuestra piel; se trata de la técnica “más utilizada” en Medicina Estética en los últimos 30 años, según valora la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME).

Con ello, la experta de Quirónsalud Málaga revela también que la mesoterapia facial representa uno de los tratamientos “más avanzados” a la hora de mantener una correcta hidratación facial, tratar los daños de la dermis, así como prevenir el envejecimiento; destacando en concreto la mesoterapia con plasma.

Ésta utiliza la propia sangre del paciente para recuperar el estado natural de la dermis, según revela Ortiz: “El tratamiento con plasma rico en plaquetas, o plasma rico en factores de crecimiento, es un tratamiento poco invasivo que se realiza con la propia sangre del paciente y consigue la regeneración celular facial”.

En concreto, explica que se extrae del paciente una pequeña muestra de sangre de forma indolora, y después se genera un número máximo de plaquetas que se infiltran con unas microinyecciones en las capas más profundas de la piel. Ésta activa el colágeno natural, y consigue en consecuencia una piel más hidratada, así como una mejoría en su turgencia y elasticidad.

“Al extraer la sangre, ésta se centrifuga, obteniendo un suero rico en factores de crecimiento de la propia sangre, pudiendo así tratar tejidos que estén dañados, como cicatrices, estrías o úlceras, entre otras”, avanza la médico estética.

Además, la experta de Quirónsalud Málaga señala que el plasma rico en plaquetas en la piel “ayuda a fabricar colágeno, elastina y fibroblastos, lo que favorece un aspecto más terso y saludable a la piel y, a su vez, ayuda a la neovascularización cutánea; es decir, regenera los vasos sanguíneos, que aportan más oxigenación a la piel, dando así luminosidad y vitalidad a la misma”.

ES NATURAL Y PARA TODO TIPO DE PIELES

La mascarilla la empleamos todos y, por suerte, según ensalza esta especialista en Medicina Estética, la mesoterapia facial puede ayudar a pacientes con todo tipo de pieles, siendo además una técnica natural, y mínimamente invasiva.

“Las ventajas que obtenemos con esto son muchas ya que, al realizarse con la propia sangre del paciente, se minimizan al máximo los riesgos de incompatibilidad, de rechazo, o de alergias, además de ser natural y estar exento de riesgos y de químicos que, a la larga, perjudiquen a la piel”, resalta la especialista médico estética del Hospital Quirónsalud Málaga.

Asimismo, subraya que otro factor positivo de la mesoterapia facial con plasma es que ésta puede ser beneficiosa sobre todo tipo de pacientes: “Sirve para pieles jóvenes que quieran luminosidad en la piel, o para eliminar marcas faciales como el acné y cicatrices, para pieles maduras con signos de envejecimiento, para deportistas con envejecimiento prematuro y hombres con calvicie”.

Otro de sus beneficios, según destaca, es que sus resultados son visibles desde la primera sesión, aparte de que esta técnica se puede combinar con otros tratamientos disponibles, como el láser dermoestético, el ácido hialurónico, las vitaminas u otras terapias hidratantes. “En ocasiones, la acción conjunta y combinación de varios tratamientos avanzados potencia el efecto y nos aporta resultados aún más beneficiosos”, indica la doctora Ortiz.

En conclusión, la especialista de Quirónsalud Málaga anima a cualquier paciente que presente problemas en la piel tras el verano, o tras el uso continuado de la mascarilla, a que pruebe esta técnica de plasma, una “aliada segura” con la que se consiguen reparar los tejidos dañados de la piel fotoenvejecida, las cicatrices, o la pérdida de luminosidad, también.

“Es un procedimiento al que además se puede añadir la acción de una luz láser que incida de manera profunda en la dermis y ayude a tratar la epidermis. De esta forma, se puede lograr una mayor recuperación del colágeno, de las fibras de elastina, etc., y el doble efecto beneficioso de regeneración dermoepidérmica y de luminosidad en nuestra piel”, sostiene la médico estética.

Frente al miedo a la hora de acudir a las consultas en esta pandemia, la doctora María Ortiz, especialista médico estética del Hospital Quirónsalud Málaga, recuerda que los centros sanitarios han diseñado circuitos diferenciados de coronavirus, y en el caso concreto de la instalación donde trabaja cuenta con la certificación Applus+ Protocolo Seguro frente a la COVID-19, que acredita que el hospital cumple con los estándares más exigentes de desinfección en esta pandemia.