Láser CO2, el tratamiento que soluciona la incontinencia urinaria, la atrofia y la sequedad vaginal

La búsqueda de una solución para pérdida de lubricación durante la menopausia, la incontinencia urinaria y otras molestias genitales son consultas cada vez más frecuentes en ginecología

Las pacientes demandan cada vez más tratamientos que se realicen en la consulta médica y sean mínimamente invasivos, además de ofrecer los resultados a corto plazo, como ocurre con el Láser CO2.

“A diario vemos en consulta mujeres que acuden por molestias genitales que no han sido capaces de resolver con tratamientos convencionales”, nos comenta la Dra. Mónica Alonso que trabaja en el Hospital Fuensanta como ginecóloga y especialista en Ginecoestética y Láser CO2.

El Láser CO2 fraccionado es una técnica revolucionaria en este tipo de tratamientos y en la mayoría de los casos los resultados son visibles en tan solo tres sesiones. Es importante destacar que el uso del Láser CO2 está indicado para mujeres de todas las edades. No solo está enfocado en la menopausia, sino que también está enfocado para la atrofia genital, la sequedad vulvar, distensión del suelo pélvico, cicatrices vaginales y dolores en las relaciones sexuales.

El láser ha significado un importante avance en el tratamiento de diferentes problemas funcionales, médicos y fisiológicos de la mujer; optimizando al máximo los resultados del tratamiento.

Tal y como nos informa la Dra. Mónica Alonso, “muchas veces han sido falsamente etiquetadas de infecciones que no responden, o tienen una atrofia tan evolucionada que no mejora con la aplicación de hidratantes en crema”. Aclara que también existe un porcentaje de mujeres que ni siquiera han consultado su problema, muchas veces pensando que no existe un tratamiento para ello.

En Hospital Fuensanta ofrecen una amplia variedad tratamientos de Láser CO2 Ginecológico como labioplastias, solución de síntomas relacionados con la menopausia o diferentes cirugías estéticas; entre otros.

¿Cómo funciona el Láser CO2 en consulta?

La luz del Láser CO2 produce calor en las capas profundas de la mucosa estimulando la formación de colágeno y elastina, mejorando su calidad y elasticidad y regenerándolos.

Esto hace de este tratamiento una manera sencilla y eficaz de solucionar de manera avanzada multitud de problemas relacionados con la zona íntima de la mujer.

Este procedimiento no sólo está indicado para mujeres de más edad, también acuden pacientes de entre 25 y 30 años que presentan dolor en las relaciones sexuales y desconocían que era un problema que se podía tratar fácilmente en consulta.

“El número de mujeres preocupadas por su salud vaginal ha aumentado considerablemente, 7 de cada 10 mujeres que acuden a consulta están interesadas en este tipo de tratamientos”, señalan desde Hospital Fuensanta.

Tratamiento en consulta médica y con resultados visibles a corto plazo

El Láser CO2 es una de las mejores opciones no quirúrgicas para solucionar problemas que tienen que ver con los síntomas de la menopausia y atrofia vaginal, entre otros. El Láser CO2 ginecológico se caracteriza por su fácil uso en consulta y por obtener resultados visibles en poco tiempo.

Es importante que este tipo de tratamientos los realice un ginecólogo especializado en el uso del Láser CO2.

“Recupera la firmeza y la elasticidad vaginal después del embarazo”

Es también una solución para los cambios y alteraciones provocados por el embarazo y el parto, como la laxitud vaginal, y la incontinencia urinaria. También ayuda a mejorar la parte estética y está indicado para las estrías que aparecen después del parto.

“Muchas mujeres se sienten incomprendidas y acuden a consulta para buscar soluciones que funcionen”, señala la Doctora Mónica Alonso. Esto, explica, ocurre en mayor medida en aquellas que no logran disfrutar durante sus relaciones sexuales o se sienten intimidadas por la estética de sus labios vaginales. Con el Láser CO2 los dolores desaparecen, mejorando así su calidad de vida.