¿Debe Melilla ser también intervenida?

La ciudad autónoma registra una incidencia de casos más alta que Madrid y es la peor de toda España en porcentaje de pruebas positivas. Su sanidad está directamente gestionada por Illa.

Melilla, cuya asistencia sanitaria es gestionada directamente por el Ministerio de Sanidad, se encuentra al límite. La Covid-19 está causando estragos y la ciudad autónoma desborda dos de los tres umbrales que fijó el propio Salvador Illa para justificar una intervención. Según los datos del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) que dirige Fernando Simón, Melilla registra una incidencia acumulada de casos diagnosticados en los últimos 14 días de 505,28, más que Madrid y muy por encima de la media española, que se sitúa en 263,12. El límite fijado por Sanidad era de 500. También suspende la ciudad autónoma en la llamada positividad de las pruebas de detección realizadas. De acuerdo con el CCAES, alcanza un 27,5%, frente al 18% de la capital, y es el territorio con el porcentaje más alto de todo el país. El límite está en el 10%. La ocupación de las camas de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) es la que libra de momento a la ciudad de ser intervenida por el mismo que gestiona la asistencia sanitaria. Los datos revelan que en estos momentos hay un solo paciente crítico ingresado en este dispositivo lo que equivale al 8,33% de la capacidad instalada. El tope fijado por Sanidad es del 35% de ocupación.