Uno de cada cinco jóvenes hospitalizados con Covid-19 necesita cuidados intensivos

Una investigación realizada en EE.UU muestra la necesidad de prestar más atención a este tipo de paciente, especialmente los de raza negra o hispana y con factores de riesgo como la obesidad o la diabetes.

Si bien ser joven ha sido considerado inicialmente un factor de protección a la hora de sufrir con mayor severidad la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, no es un valor del todo fiable. De hecho, en esta segunda oleada, los casos de pacientes jóvenes se ha triplicado en un gran número de países. Aunque, mayoritariamente se trate de positivos asintomáticos, hay un porcentaje nada desdeñable que acaba hospitalizado, e incluso necesitando ventilación asistida o ingreso en UCI. En este sentido, una nueva investigación llevada a cabo por Hospital Brigham and Women’s (Estados Unidos) sobre una muestra de 3.222 pacientes hospitalizados con Covid-19 de 18 a 34 años, ha mostrado que más de una quinta parte de los pacientes (21%) requería cuidados intensivos, el 10%, ventilación mecánica y el 2,7% murió. Para contextualizar los porcentajes, el equipo lo compara con la mortalidad de los del mismo grupo de edad hospitalizados con ataques cardíacos, que es aproximadamente de la mitad.

Raza y co-morbilidades

Uno de los aspectos clave que subyace a esta investigación es que se ha prestado poca atención a los jóvenes como población vulnerable a los resultados clínicos adversos. “Hubo un índice significativo de resultados adversos. Aunque la tasa de mortalidad del 2,7 por ciento es menor que la de los pacientes mayores, es alta para los jóvenes, que normalmente se recuperan bien incluso cuando son hospitalizados por otras afecciones”, resalta uno de los líderes del estudio, Jonathan Cunningham.

Otro resultado sorprendente para los investigadores fue que el 57% hospitalizados por Covid-19 eran negros o hispanos, un hallazgo que es consistente con otros informes que describen que los pacientes de etnias minoritarias soportan una mayor carga de la enfermedad que los de raza blanca.

Respecto al resto de factores de riesgo que empeoran la condición clínica de los jóvenes ingresados, el trabajo destaca el riesgo cardiovascular (36,8%), la obesidad u obesidad mórbida (24,5%), la diabetes (18,2%) y la hipertensión (16%). De hecho, el 41% de los adultos jóvenes hospitalizados que murieron o necesitaron ventilación mecánica padecían obesidad mórbida, una patología de preocupante prevalencia entre los menores de 50 años en Estados Unidos.