Velasco a Illa: “No cuente con el PP para ir en contra de los profesionales sanitarios, retire este Real Decreto-ley y después dimita”

La portavoz de Sanidad del Grupo Popular, Elvira Velasco, reprocha al ministro de Sanidad que haya vuelto a dar la espalda a los profesionales sanitarios

El papel de los profesionales sanitarios durante la pandemia de la Covid-19 está siendo ejemplar, a pesar de las zancadillas puestas por el Ministerio de Sanidad, tal y como ha quedado reflejado hoy en el Pleno del Congreso celebrado esta mañana, durante el debate del Real Decreto-ley en materia de teletrabajo en las administraciones públicas y de recursos humanos en el Sistema Nacional de Salud. En ese contexto, Elvira Velasco, portavoz de Sanidad del Partido Popular, ha reprochado al ministro de Sanidad, Salvador Illa, que no haya sido él quien haya defendido el Real Decreto-ley: “El ministro Illa vuelva a dar la espalda a los profesionales sanitarios”, denuncia Velasco, quien remarca que “los españoles y los profesionales sanitarios no se merecen un ministro como Illa”.

Velasco ha acusado al Gobierno de querer ahora “enmascarar su nefasta antipolítica de recursos humanos”, pero denuncia que lo que van hacer es “generar más problemas, más precariedad laboral y más decepción entre los profesionales sanitarios”. “Un ejemplo más del abandono en el que se encuentran los profesionales sanitarios por parte de este Gobierno”, remarca la popular Velasco.

“Este Real Decreto-ley pone en peligro el excelente nivel de nuestros profesionales”, asegura Velasco, quien afirma que “esta pandemia no le puede servir al Gobierno como coartada para ir en contra de lo que representa la clave del éxito de nuestro sistema sanitario, que son los profesionales sanitarios” y su excelente formación.

En concreto, la popular reprocha al Gobierno aprobar este Real Decreto-ley a “espaldas de quienes están poniendo realmente freno a la pandemia, sin ningún tipo de diálogo ni de participación de los profesionales sanitarios. Es el resultado de su autoritarismo y autosuficiencia”, asegura Velasco, quien señala que “el Ejecutivo se salta los órganos de participación que establece la Ley de Cohesión y Calidad del Sistema Nacional de Salud”.

Denuncia además que el Gobierno utiliza el Real Decreto que regula la figura del MIR para la contratación de personal que no va a seguir ningún programa formativo, lo que puede convertirse en “la puerta de entrada de la precariedad laboral del sistema público de salud, además de menospreciar la situación de los MIR que sí han obtenido plaza”. Por otro lado, Velasco ha afirmado que el Gobierno “concede las competencias de los médicos especialistas a los que no han obtenido una especialidad, lo que va en detrimento de la calidad asistencial y la seguridad de los pacientes, situándonos fuera de la normativa europea” y considera que “otro elemento preocupante es lo que hace referencia a la movilidad de personal, voluntariedad que ahora intentan imponer en este Real Decreto-ley sin tan siquiera consultar con los profesionales, demostrando un desconocimiento sobre el trabajo que desempeñan los médicos especialistas o incluso el que llevan a cabo los diferentes profesionales sanitarios”.

Todos los profesionales sanitarios en contra

La portavoz de Sanidad ha destacado además que el Gobierno y en particular el ministro Illa ha logrado poner de acuerdo a todos los profesionales sanitarios en su contra: la Organización Médica Colegial, el Consejo General de Enfermería, el Foro de las Profesiones, Federación de Asociaciones de Sociedades Científicas, los sindicatos profesionales y Comisiones Obreras.

Por último, Velasco asegura que en lugar de este real Decreto-ley, el Gobierno tendría que haber traído el acuerdo de la Comisión de Reconstrucción que recogía un plan de recursos humanos cuya prioridad sea la estabilidad en el empleo, establecer mecanismos e incentivos necesarios para recuperar a muchos profesionales sanitarios que emigraron a otros países, aumentar el número de plazas de formación sanitaria especializada y planes estratégicos de gestión de personal que permitan reforzar las plantillas en momentos de máxima tensión asistencial.