El riesgo de sufrir un ictus es hasta ocho veces mayor en los infectados de Covid-19

Entre un 2 y un 5% de los positivos van a padecer la enfermedad

En la primera ola de la pandemia el diagnóstico de Ictus descendióServicio Ilustrado (Automático) DELEGACIÓN DE LA JUNTA EN MÁLAGA

El riesgo de padecer un ictus en personas que han sufrido la Covid-19 es hasta ocho veces mayor que en la población general. Paola García, coordinadora técnica de Grupo 5 CIAN, asegura que “hay un número de casos que estamos observando en nuestros centros que sufrieron en el periodo de febrero a abril un ictus y, además, pasaron la Covid-19. En estos pacientes no sabemos exactamente si el ictus fue provocado por la Covid o fue previo al contagio. En cualquier caso, la atención y rehabilitación no es negociable, ni en tiempos de pandemia, y el abordaje de sus secuelas es urgente”. Según informa este grupo, durante el primer periodo de confinamiento derivado de la crisis sanitaria se registró un descenso de en torno al 40% en casos de ictus, algo que, en opinión de los expertos, se justificaría por el miedo a acudir a un hospital durante ese periodo para evitar un posible contagio de Covid-19. Se trata, asegura, de un descenso irreal que ahora requiere de un abordaje adecuado para frenar dependencias añadidas a las secuelas del daño cerebral adquirido y fomentar la autonomía de la persona afectada. “En espera de nuevos y más extensos estudios prospectivos o de registros hospitalarios, se admite que alrededor del 2%-5% de infectados por Covid-19 van a a presentar un ictus. Se produce por el virus en el 21-31% de los infectados. El riesgo de ictus se sitúa en torno a 3,2 a 7,8 veces más que en la población general”, subraya.