«Cuatro de cada diez españoles conviven con dolor»

Entrevista al Dr. Ricard Valdés Arribas, director del Departamento de Anestesiología, Reanimación y Terapéutica del Dolor en el Hospital Universitario Dexeus-Quirónsalud, en Barcelona

Dr. Ricard Valdés Arribas, director del Departamento de Anestesiología, Reanimación y Terapéutica del Dolor en el Hospital Universitario Dexeus-Quirónsalud, en Barcelona
Dr. Ricard Valdés Arribas, director del Departamento de Anestesiología, Reanimación y Terapéutica del Dolor en el Hospital Universitario Dexeus-Quirónsalud, en BarcelonaQuirónsalud

-¿Cuántas personas en nuestro país sufren dolor crónico y cuál es su perfil?

-Según los datos de la última Encuesta Nacional de Salud publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) cerca de 17,5 millones de personas conviven en España con dolor, lo que significa cuatro de cada diez españoles. El 17% sostiene que el dolor que experimenta es muy leve, frente al 31% que lo percibe como leve, el 32% que lo define como moderado, el 16% que considera que es severo y el 4% que lo define como extremo. En cuanto a las enfermedades crónicas o de larga evolución, según la Encuesta Nacional de Salud 2017 los problemas de salud crónicos padecidos por las personas mayores de 15 años son distintos en hombres que en mujeres. Los más frecuentes para las mujeres son la artrosis (excluyendo artritis) (24,3%), el dolor de espalda crónico lumbar (23,5%) y el dolor de espalda crónico cervical (21,5%). Y para los hombres, la tensión alta (20,3%), el colesterol alto (18,2%) y el dolor de espalda crónico lumbar (15,8%). El 60,0% de hombres y el 68,2% de mujeres de 15 y más años tienen alguna enfermedad o problema de salud crónico percibido, y estos porcentajes se incrementan a medida que aumenta la edad, siendo superiores en las mujeres para todos los grupos de edad.

-Es un problema que está en auge, ¿a qué se debe?

-Sí. Suele deberse, entre otros factores, a un diagnóstico tardío y por tanto a una atención también retrasada en el tiempo de la patología del paciente. Teniendo en cuenta que el dolor de un paciente se considera crónico cuando persiste más de dos meses, la clave está en la prevención: detectar el dolor evitando que se cronifique, ofreciendo alternativas terapéuticas para paliar ese dolor y mejorar su calidad de vida.

-¿Por qué nace la Unidad del Dolor? ¿Cuál es su objetivo?

-La nueva Unidad de Tratamiento del Dolor surge como una respuesta a una necesidad de la población. El objetivo es, tal y como hemos citado anteriormente, el de procurar una mejor calidad de vida a los pacientes aquejados de dolor crónico gracias a soluciones terapéuticas personalizadas y adecuadas, planteadas desde un abordaje multidisciplinar.

-¿Qué especialistas forman parte del equipo de la Unidad del Dolor?

-Habitualmente, las Unidades de Dolor están lideradas por anestesiólogos especializados en tratamiento del dolor, sin embargo, la literatura científica ha demostrado que el tratamiento del dolor hoy se basa en una intervención multidisciplinar. Es por ello que desde nuestra Unidad de Tratamiento del Dolor contamos con la colaboración de diferentes especialistas como psicólogos, neurofisiólogos, neurólogos, traumatólogos, neurocirujanos, reumatólogos, acupuntores y fisioterapeutas, entre otros.

-¿Qué afectados son candidatos a ser tratados en esta unidad?

-Pueden obtener beneficio de los tratamientos en nuestra unidad todos aquellos pacientes afectos de dolor crónico, definido como el proceso que persiste más de dos meses. Muchos pacientes que acuden ya tienen un diagnóstico etiológico, es decir que su médico de referencia ha encontrado una causa a los síntomas que refiere el paciente y otros pacientes acuden a nuestra unidad para una primera evaluación diagnóstica.

-¿Qué tipo de tratamientos son los que suelen aplicar a estos pacientes?

-Farmacológicos, intervencionistas (infiltraciones, radiofrecuencias, etcétera), rehabilitadores y psicológicos.

-¿En qué consiste la personalización del tratamiento? ¿En qué pacientes se aplica?

-Todos los pacientes reciben un tratamiento personalizado en tanto que su dolor es único y las características de su persona también lo son. Realizamos una evaluación diagnóstica basada en la tipología de dolor, su topografía y sus características con el fin de plantear el tratamiento más adecuado, personalizado para cada paciente, estableciendo plazos y objetivos realistas de mejoría.

-Entre las especialidades de esta unidad están los psicólogos. ¿Qué papel juega el apoyo mental en este caso?

-Importantísimo. Es clave tener un apoyo psicológico que te acompañe y te ayude a comprender el dolor que padeces y te dote de recursos y herramientas para aprender a convivir con él.

-¿Es posible reducir considerablemente ese dolor gracias al trabajo multidisciplinar de unidades como ésta? ¿Cuánto llega a mejorar la calidad de vida del paciente?

-Sí, en la mayoría de casos es posible. Podemos paliar el dolor gracias a todo el abanico de tratamientos que realizamos mejorando la calidad de vida de los pacientes de forma sustancial.

-¿Está previsto seguir ampliando esta unidad? ¿Y trasladar esta idea a otros hospitales del Grupo Quirón?

-Sí, en ambos casos. Nuestra Unidad tiene como premisa el abordaje multidisciplinar en el dolor crónico, es por ello que cuantos más especialistas se integren mejor atención se le ofrecerá al paciente. En relación a la segunda pregunta, los datos de la afectación del dolor crónico en España demuestran que son necesarias más Unidades de Tratamiento del Dolor y tal y como sostiene la Asociación Internacional de Estudio del Dolor (IASP) «El alivio del dolor debería ser un derecho». Nosotros tenemos un modelo de Unidad que funciona y que puede extrapolarse perfectamente a otros hospitales del grupo.