Uno de cada cinco hombres sufrirá incontinencia urinaria

Se calcula que en España la incontinencia urinaria afecta aproximadamente a 1,4 millones de hombres, lo que equivale al 7% de la población masculina

La incontinencia urinaria severa afecta a hombres mayores de 60 años tras una cirugía radical prostáticaJesús G. FeriaLa Razón

Las estadísticas dicen que en España el uso diario de absorbentes y pañales por causa de la incontinencia urinaria supone un gasto de alrededor de 210 millones de euros al año a la Seguridad Social, además de un elevado impacto medioambiental. Ante este escenario, la Asociación Nacional de Cáncer de Próstata (ANCAP) lanza la II edición de la campaña “Ríe sin miedo”, con la que quiere animar a los pacientes a salir del aislamiento social, laboral y personal que les genera este trastorno, ya que existen soluciones eficaces para atajar el problema.

Este lanzamiento coincide además y quiere dar su apoyo a la iniciativa Movember, que durante todo el mes de noviembre dedica diferentes actividades a la concienciación sobre el cáncer de próstata, una de las principales causas de la incontinencia urinaria.

“La incontinencia urinaria es un tema que debería adquirir más empatía social ya que uno de cada cinco españoles lo sufrirá a lo largo de su vida y, en conjunto, afectará al 20% de la población”, explica el Dr. Eldiberto Fernández, jefe clínico del Servicio de Urología del Hospital San Rafael y Médico Adjunto del Hospital Ramón y Cajal de Madrid.

La incontinencia urinaria severa afecta a hombres mayores de 60 años tras una cirugía radical prostática o radioterapia por cáncer de próstata, una cirugía o traumatismo pélvico que afecte musculatura del suelo pélvico y al esfínter que controlan la micción, o una hiperplasia benigna de próstata o la diabetes, entre otros. “Debido al impacto psicológico de este trastorno (hay pacientes que llegan a perder medio litro de orina al día), en su día a día los pacientes tienen miedo de reír, de estornudar o de hacer algún tipo de esfuerzo que les pueda generar una pérdida de orina”, detalla el Dr. Antonio Prieto, presidente de ANCAP. De ahí que sea tan importante visibilizar este problema y romper el estigma que produce, para que los varones afectados no se resignen y acudan a su médico.

Pero hay solución. En concreto, el esfínter urinario artificial es una técnica que libra del uso de compresas y pañales a un 80% de los pacientes intervenidos. Consiste en la implantación relativamente sencilla de un dispositivo 100% biocompatible, siempre por parte de un equipo especializado, que devuelve al paciente a una vida normal, ya que vuelve a tener una micción como antes al recuperar la función natural del esfínter.

Clase de spinning en apoyo a los pacientes

Con el fin de dar a conocer esta situación, generar mayor concienciación y apoyar a los pacientes que sufren incontinencia urinaria, la campaña Ríe Sin Miedo se ha materializado en una colaboración de ANCAP con Boston Scientific y la cadena de gimnasios Holmes Place, que ha dedicado una clase outdoor de spinning a esta causa para promover que los pacientes se animen a recuperar una vida plena, en la que puedan realizar deportes de esfuerzo -uno de los principales detonantes de las pérdidas de orina- o no dejen de disfrutar de su ocio como antes.

“Ríe sin miedo” es una campaña continuista que invita a los afectados por la incontinencia urinaria a recuperar su calidad de vida, riendo con ganas y sin miedo a que las pérdidas de orina aparezcan en el momento menos oportuno.