Las autonomías intervienen por decreto las jornadas de los sanitarios ante la escasez de plantillas

CSIF estudia acciones jurídicas y exige la contratación inmediata de 62.000 profesionales

Personal sanitario atienden a un paciente en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital La Fe de Valencia.Juan Carlos CárdenasEFE

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) estudia emprender acciones legales ante lo que considera una restricción unilateral de las condiciones laborales de los profesionales sanitarios que han puesto en marcha algunas comunidades. La organización que preside Miguel Borra alerta de que varias consejerías de Salud están ultimando decretos y ordenanzas que pretenden intervenir de manera excepcional los horarios, jornadas, turnos de trabajo, permisos, reducciones de jornada y las diferentes modalidades en la prestación de los servicios ante la situación de emergencia creada por la evolución de la Covid-19 y la escasez en las plantillas. CSIF cita en un comunicado que el Gobierno de Aragón fue el primero que ha actuado, con la publicación de una orden a la que en breve le seguirán en cascada el resto de administraciones como, por ejemplo, Madrid, Comunidad Valenciana o Castilla y León, entre otras. En Castilla-La Mancha ya se dictó una instrucción en este sentido durante el anterior estado de alarma que se volverá a aplicar conforme la situación vaya empeorando, mientras que en otras como Andalucía el Servicio de Salud actúa a hechos consumados, modificando jornadas, suprimiendo vacaciones y permisos que la plantilla acepta con buena fe, bajo la esperanza de que se recuperará en el futuro. CSIF denuncia en este sentido la falta de previsión de las autoridades ante la segunda ola de la pandemia y la ausencia de planificación sanitaria. Según sus datos, haría falta la incorporación inmediata de otros 62.000 sanitarios para afrontar la situación actual.