El cierre de bares empieza a surtir efecto: Navarra baja ya de los 1.000 casos de incidencia

Ceuta se suma a Melilla y Aragón en superar ese peligroso umbral

Una mujer camina con una mascarilla por el casco de Pamplona
Una mujer camina con una mascarilla por el casco de PamplonaAlvaro BarrientosAP

El confinamiento severo y el cierre total de la hostelería está empezando a surtir efecto, aunque tímidamente, en las comunidades más golpeadas por el SAR-CoV.-2. Después de varios días con una incidencia de casos diagnosticados por encima de los 1.000 casos, Navarra ha logrado, por fin, bajar de este peligrosísimo umbral y se sitúe en 968 casos diagnosticados por cada 100.000 habitantes. Por encima se sitúan aún Melilla, con 1.107 casos diagnosticados en los últimos 14 días, y Aragón, que registra 1.004. Ceuta, por el contrario, a ido a peor y sí ha superado esa barrera, al alcanzar los 1.033 casos por 100.000 habitantes. Los datos del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad revelan 69.386 contagios más que el viernes, y 512 fallecidos más que antes del puente. En Madrid, la incidencia sigue bajando y se sitúa en 355 casos.