La Fundación IDIS urge al Gobierno a mejorar el modelo de salud

La entidad propone un manifiesto con diez claves para tener un sistema de salud eficiente y equitativo

La Fundación IDIS reconoce la urgencia de cambiar el modelo sanitario actualAlberto R. RoldánLa Razon

España siempre ha presumido de tener uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo, pero lo cierto es que la pandemia de la Covid-19 ha puesto de manifiesto que también tiene muchas carencias. Consciente de ello, la Fundación Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad IDIS, ha presentado esta mañana el Manifiesto por una mejor sanidad, cuyo “objetivo es aunar voluntades para decirle a nuestros dirigentes, no cómo deben hacer las cosas, sino cómo queremos que sea nuestra Sanidad. Es el momento de replantear el modelo sanitario, porque la sociedad demanda un sistema de salud que hasta ahora no se cumple”, ha asegurado Juan Abarca, presidente de la Fundación IDIS, durante la presentación del documento, quien ha aprovechado la ocasión para poner de manifiesto la “sensación de hartazgo que ya muestra la ciudadanía por la sanidad que tenemos".

Para ello, desde la Fundación IDIS se ha elaborado un completo manifiesto "con diez puntos clave de urgencia y con el que hacemos un llamamiento a la acción de toda la sociedad y de la ciudadanía, ya que se trata de plasmar, con sentido común, cómo debe ser la Sanidad de calidad”, ha asegurado Marta Villanueva, directora general de la Fundación IDIS. En concreto, la Fundación IDIS ha iniciado una petición en Change.org dirigida al Ministerio de Sanidad con el fin de demostrar su compromiso por una mejor sanidad que emplee todos los recursos disponibles, públicos y privados y permita dar solución a los problemas que sufre ahora mismo el sistema sanitario.

La presentación de este manifiesto es el primer paso para que la sociedad civil, pero también las empresas de cualquier sector, se adhieran, pues el objetivo es común para todos: mejorar nuestra sanidad. “La base de este manifiesto es la intención de mejorar nuestro sistema sanitario, y esto viene de antes de la Covid-19, aunque es cierto que la pandemia ha destapado aún más las carencias existentes y la urgencias de estas necesidades”, ha reconocido Ángel de Benito, secretario general de la Fundación IDIS, quien ha destacado que “es un manifiesto que pretende objetivos de consenso que todo el mundo firmaría, porque no hay detrás ideologías ni intereses partidistas. Son diez principios que marcan el camino para conseguir la salud que todos queremos. Por desgracia, nos hemos acostumbrado a las listas de espera, que en algunos casos llegan a ser escandalosas, pero hay cuestiones con las que la población no se conforma y es el momento de demostrarlo".

Decálogo de la Sanidad

1. Asistencia de calidad. Es necesario apostar por la continuidad asistencial dentro de un sistema orientado a las necesidades de los pacientes con la participación de los profesionales, donde la coordinación y el enfoque de problemas urgentes (listas de espera, adaptación a crónicos complejos, plan urgente frente al rebrote de la pandemia) sean la clave. Además, se hace necesaria la creación de una Agencia de Salud Pública.

2. Enfocada al paciente. Se hace fundamental contar con la participación de los pacientes y sus representantes a todos los niveles y medir su experiencia. Y atender la demanda social facilitando el acceso a los datos de la historia clínica electrónica que son propiedad del paciente, facilitando la implantación de las herramientas digitales a todos los niveles.

3. Con los profesionales. Los profesionales sanitarios son el mejor activo del sistema y por tanto es importante cuidar sus condiciones laborales favoreciendo la mejora de los roles y profesionalización, el reconocimiento a los logros, metas y objetivos conseguidos.

4. Colaborativa. Se ha de contar con todos los agentes del sector: pacientes y sus asociaciones, profesionales, sociedades científicas, empresas e instituciones en la construcción de un modelo sanitario y sociosanitario viable y sostenible. Un sistema público reforzado y un sistema privado colaborativo.

5. Equitativa. Es clave que el acceso a pruebas diagnósticas, tratamientos y terapias se dé en condiciones de equidad independientemente del territorio en el que se tenga fijada la residencia: que la financiación pública garantice la cobertura de la cartera de servicios en todas las comunidades autónomas.

6. Eficiente. Se hace preciso que las organizaciones sanitarias tengan capacidad de gestión estratégica, económica y de personal, de tal forma que se reconozca el esfuerzo y el cumplimiento de objetivos y resultados, y por tanto la eficiencia.

7. Reformista e innovadora. El sistema sanitario tiene que estar abierto a planes y reformas basados en la investigación y la innovación responsable. Impulsar redes asistenciales que integren los distintos niveles profesionales, asistenciales, sociales y sociosanitarios, con el hospital como centro de alta intensidad tecnológica.

8. Digitalizada y tecnológica. La transformación digital no es una opción, es una obligación. Es necesario implementar un plan de actualización del parque tecnológico y planes estratégicos asentados tanto en las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) como en la medicina personalizada de precisión.

9. Transparente. Una comunicación abierta y transparente aporta valor. Se hace necesario crear una Agencia de Información, Evaluación y Calidad con participación de todos los agentes implicados y ser capaces de medir y comparar resultados sanitarios, sociosanitarios y de salud, para poder mejorar.

10. Financiada adecuadamente. Es esencial una adecuada financiación del sistema público, en línea con los países más avanzados de la Unión Europea, atendiendo las necesidades crecientes de la Atención Primaria y Especializada y de la asistencia sociosanitaria, reforzando el fondo de cohesión interterritorial.