Los tratamientos con plasma matan rápidamente el coronavirus en las superficies

El uso de plasma atmosférico frío promete un gran avance para detener la propagación de la Covid-19

La investigación para atajar la pandemia de la Covid-19 no cesa. Entre los últimos hallazgos más prometedores destacada el descubrimiento realizado por los investigadores de UCLA, que creen que el uso de plasma podría suponer un avance significativo en la lucha contra la propagación de la Covid-19.

Tal y como se ha publicado en la revista Physics of Fluids, de AIP Publishing, el modelado realizado en junio mostró que las cepas del nuevo coronavirus en superficies como metal, cuero y plástico murieron en tan solo 30 segundos de tratamiento con plasma atmosférico frío alimentado con argón. Los investigadores utilizaron un chorro de plasma a presión atmosférica que construyeron con una impresora 3D para rociar superficies que fueron tratadas con cultivos de SARS-CoV-2. En concreto, las superficies analizadas incluían plástico, metal, cartón y cuero para baloncesto, fútbol y béisbol.

Según muestra la investigación, el aerosol que utilizó plasma alimentado con argón mató a todos los coronavirus en las seis superficies en menos de tres minutos, y la mayor parte del virus se destruyó después de 30 segundos. Pruebas adicionales mostraron que el virus se destruyó en tiempos similares en la superficie de algodón propia de las mascarillas más comunes.

De esta manera, los investigadores se atreven a confirmar que el nuevo coronavirus puede permanecer infeccioso en las superficies durante varias horas. El autor Richard E. Wirz asegura que los hallazgos muestran un gran potencial para el uso de plasma para detener el ciclo de transmisión del virus. “Esto es solo el comienzo”, confirma Wirz. “Tenemos mucha confianza y expectativas muy altas para el plasma. En el futuro, muchas respuestas para la comunidad científica vendrán del plasma”.

El plasma es uno de los cuatro estados básicos de la materia y se puede crear calentando un gas neutro o sometiéndolo a un fuerte campo electromagnético. Una tecnología relativamente nueva, el plasma atmosférico frío es un gas ionizado, cercano a la temperatura ambiente, que ha demostrado ser eficaz en tratamientos contra el cáncer, cicatrización de heridas, odontología y otras aplicaciones médicas. Los autores realizaron una prueba de coronavirus similar con plasma alimentado con helio, pero en este caso el helio no fue efectivo, incluso con tratamientos de hasta cinco minutos. Los autores creen que esto se debió a tasas más bajas de oxígeno reactivo y nitrógeno reactivo cuando se usa gas alimentado con helio, en comparación con el argón.