Los pacientes con Covid persistente afirman que los síntomas se prolongan más allá de seis meses

La mayoría de afectados reconoce sentir incapacidad para realizar su vida cotidiana, según una encuesta

Mercedes Martínez es una de las pacientes con síntomas persistentes de la Covid 19 meses después de haberse infectadoAlberto R. RoldánLa Razon

Según una encuesta desarrollada por la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMGF), en colaboración con afectados por Covid-19 de larga duración y sobre una muestra de 2.130 pacientes de toda España (79% mujeres y una edad media de 43 años), estas personas afirman sentir una incapacidad “notable para llevar a cabo las actividades de la vida diaria” y, en cuanto a su estado de salud, sostienen en una escala de 0 a 10 que ninguno de ellos pasa del 5.

Esta misma investigación epidemiológica, realizada entre el 13 de julio y el 14 de octubre de 2020, revela asimismo que la persistencia de los síntomas se prolonga por un periodo superior a seis meses y que se registraron un total de 200 síntomas persistentes y una media de 36 síntomas por enfermo. En lo que respecta al empeoramiento del estado de la salud, la mitad de los encuestados lo situaba entre 7-10 (siendo 10 el máximo de empeoramiento e incapacidad).

Como añade la doctora Pilar Rodríguez Ledo, responsable de la encuesta y vicepresidenta de la SEMGF, al 30,43% de los consultados les supone un gran esfuerzo o les resulta imposible el aseo personal; al 67,99, la realización de las actividades domésticas; al 72,52%, trabajar fuera de casa; el 70,12% tiene dificultades para atender las obligaciones familiares diarias, y al 74,65% le supone mucho esfuerzo o imposible llevar a cabo actividades de ocio con los amigos, la familia y otros.

Si nos referimos a los órganos o sistemas dañados, la encuesta pone de manifiesto que el 50% de los pacientes tiene siete áreas afectadas y los síntomas más frecuentes son los generales (95%); le siguen las alteraciones neurológicas (86%), los problemas psicológicos y emocionales (68%), los problemas del aparato locomotor (82%), las alteraciones respiratorias (79%), los problemas digestivos (70%), las alteraciones cardiovasculares (69%), las otorrinolaringológicas (65%), de la coagulación (38%) y las nefrourológicas (25%).