Comprueban que la vitamina D reduce la mortalidad por Covid-19

Una nueva investigación confirma la vinculación entre vitamina D y coronavirus tras analizar datos de 20 países europeos

Confirman una asociación entre niveles bajos de vitamina D y elevadas tasas de mortalidad en 20 países europeos
Confirman una asociación entre niveles bajos de vitamina D y elevadas tasas de mortalidad en 20 países europeosLa RazónLa Razón

La hipótesis de que la vitamina D tiene un papel decisivo en la pandemia de la Covid-19 parece confirmarse. Esta semana, un nuevo estudio ha encontrado una asociación entre niveles bajos de vitamina D y un alto número de casos de Covid-19 y elevadas tasas de mortalidad en 20 países europeos, publicado en la revista científica Aging Clinical and Experimental Research.

Estudios observacionales previos han descrito una asociación entre niveles bajos de vitamina D y susceptibilidad a infecciones agudas del tracto respiratevitando que liberen demasiadas citocinas inflamatoriasorio. La vitamina D modula la respuesta de los glóbulos blancos. Se sabe que el virus SARS-CoV-2 causa un exceso de citocinas proinflamatorias, lo que podría explicar el papel decisivo de la vitamina D ante esta nueva enfermedad, según apunta la investigación, dirigida por el Dr. Lee Smith de Anglia Ruskin University (ARU) y el Sr. Petre Cristian Ilie, médico del Queen Elizabeth Hospital King’s Lynn NHS Foundation Trust.

Suplementos e hígado de bacalao

Italia y España han experimentado altas tasas de mortalidad por Covid-19, y, a pesar de disfrutar de muchas horas de sol, el nuevo estudio muestra que ambos países tienen niveles promedio de vitamina D más bajos que la mayoría de los países del norte de Europa. Esto se debe en parte a que las personas en el sur de Europa, especialmente los ancianos, evitan el sol fuerte, mientras que la pigmentación de la piel también reduce la síntesis natural de vitamina D. Los niveles promedio más altos de vitamina D se encuentran en el norte de Europa, debido al consumo de aceite de hígado de bacalao y suplementos de vitamina D, y posiblemente menos evitación del sol. Los países escandinavos, por ejemplo, se encuentran entre los que muestran un menor número de casos de Covid-19 y tasas de mortalidad por habitante en Europa.

El Dr. Lee Smith, profesor de Salud Pública de la Universidad Anglia Ruskin, asegura que “encontramos una relación significativa entre los niveles promedio de vitamina D y el número de casos de contagio por SARS-CoV-2, y en particular las tasas de mortalidad por Covid-19 por habitante en los 20 países europeos analizados”. Anteriormente se ha demostrado que la vitamina D protege contra las infecciones respiratorias agudas, y en este estudio se corrobora que los adultos mayores, el grupo más deficiente en vitamina D, también son los más gravemente afectados por Covid-19. “Un estudio anterior encontró que cerca del 80% de las personas en hospitales y residencias de ancianos tenían una deficiencia grave de vitamina D. Sugerimos que sería aconsejable realizar estudios dedicados que analicen los niveles de vitamina D en pacientes con Covid-19 con diferentes grados de la gravedad de la enfermedad“, recomienda esta investigación.