Buenos datos de un fármaco español contra el distrés respiratorio agudo

Se trata de la complicación más grave causada por el SARS-CoV-2

Histocell successfully completes the clinical safety phase of its cell therapy drug HC016 for the treatment of acute respiratory distress caused by COVID-19
Histocell successfully completes the clinical safety phase of its cell therapy drug HC016 for the treatment of acute respiratory distress caused by COVID-19Histocell La Razón

El síndrome de distrés respiratorio agudo (SDRA) es la complicación más grave causada por la Covid-19. Más del 40% de los hospitalizados graves lo desarrollan y alrededor del 50% de los que lo padecen de grado moderado-severo mueren por su causa.

Estas cifras dan idea de la importancia de su abordaje porque, a día de hoy, no existe un tratamiento efectivo. Sin embargo, los resultados preliminares con un medicamento español son esperanzadores. Se trata del ensayo clínico de la terapia celular HC016 desarrollado por una biofarmacéutica vasca que se está llevando a cabo en colaboración con el Instituto Biocruces Bizkaia, en la UCI del Hospital de Cruces, y que acaba de finalizar con éxito la primera fase.

«Hemos concluido la fase I en la que se evalúa la seguridad, y también seleccionado la dosis para, en la II, comprobar su eficacia. Y el resultado es de seguridad absoluta», asegura Begoña Castro, directora científica de Histocell, la compañía farmacéutica. El objetivo de este medicamento es ayudar a los pacientes a superar esta complicación, disminuir la tasa de mortalidad y minimizar los daños ocasionados en el tejido pulmonar a medio-largo plazo. Los resultados de la primera fase avanzan un paso más en la consecución de estos objetivos.

El ensayo contó con un total de 12 paciente divididos en placebo y grupo control, que en la segunda fase se ampliará a 10 por grupo. «El perfil de los pacientes es el de aquellos en estado crítico ingresados en UCI con una situación de síndrome de distrés respiratorio agudo de moderado a severo. Empezamos a investigarlo hace siete años enfocados en el SDRA porque no hay tratamiento efectivo, una situación que se da en neumonías, sepsis o después de grandes traumatismos. Pero ahora, todos los pacientes que entran en UCI por SDRA es por Covid-19», señala Castro.

El ensayo, que ha sido parcialmente financiado por el Gobierno Vasco en el marco de las Ayudas I+D Covid-19, se está llevando a cabo en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario Cruces de Osakidetza, gestionado por el Instituto de Investigación Sanitaria Biocruces Bizkaia. Ahora mismo están reclutando pacientes en los hospitales de Cruces, en Bilbao, y de la Fundación Jiménez Díaz en Madrid, que se incorpora en esta segunda fase.

El HC016, como decíamos, está indicado para pacientes en estado crítico, pero ¿cómo funciona exactamente? Como explica Castro, «es una terapia celular, una suspensión de células de infusión intravenosa; células madre mesenquimales del tejido adiposo que preparamos para que sobrevivan más en esta situación altamente inflamatoria. Estas tienen un mayor potencial terapéutico que las células mesenquimales tradicionales que se usan en terapia celular, pues han sido especialmente diseñadas para actuar en enfermedades agudas».

En cuanto a la forma en la que actúan frente a la enfermedad es la siguiente: «Las células madre tienen un papel inmunomodulador y un efecto antinflamatorio y reparador de los daños del tejido del pulmón. Su tendencia es ir a las zonas de alta inflamación por lo que, una vez administradas, se traban en el pulmón», cuenta la experta.

La biofarmacéutica vasca, especializada en terapia celular, se encuentra en el reducido grupo de empresas que a nivel mundial están realizando este tipo de estudios. Pero no es la única. Así, especialistas en Enfermedades Infecciosas del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla han iniciado también un proyecto de administración de células madres procedentes del tejido adiposo para valorar su efecto antiinflamatorio frente a la neumonía causada por Covid-19 que actualmente se encuentra en fase II.