Sociedad

La venta de productos antiCovid se dispara un 1.250% en las farmacias y la de antigripales se hunde

Los españoles compran más ansiolíticos y vitaminas, y menos productos dermocosméticos, tratamientos capilares y cremas solares durante la pandemia

Un cartel informa de la localización dentro de una farmacia en Madrid donde se realizarán las pruebas de antígenos
Un cartel informa de la localización dentro de una farmacia en Madrid donde se realizarán las pruebas de antígenos FOTO: Mariscal EFE

La venta de productos destinados a la prevención o la protección contra la Covid-19 se ha disparado un 1.250% en las farmacias en 2020, respecto al año anterior. Se trata, básicamente, de guantes, geles hidroalcohólicos y termómetros, y el crecimiento no tiene precedentes en ninguna otra familia de productos de venta en este canal de distribución. Así lo confirma el informe Pharmalive, de Alliance Healthcare, en el que se refleja que las unidades de producto comercializadas crecieron en farmacia un 10,2% y la facturación aumentó un 1,2%.

Además de los productos asociados a la prevención de la Covid-19, la pandemia ha provocado cambios en la demanda de otros productos. En concreto, la pandemia comportó una mayor preocupación de los ciudadanos por reforzar su sistema inmunitario, hecho que se reflejó en un crecimiento de la demanda de vitaminas y suplementos vitamínicos en un 7,1% con respecto al año anterior. Según el informe Pharmalive, los antitrombóticos son otra familia de productos cuya demanda también ha crecido un 7,1%.

Asimismo, la pandemia también ha impactado en el bienestar emocional de la población El estrés en el trabajo, el temor al contagio y la ansiedad por compaginar vida social y laboral, entre otros factores, han disparado las ventas de psicolépticos (fármacos con propiedades depresoras de la actividad mental, que incluyen ansiolíticos, hipnóticos y antipsicóticos), antidepresivos y relajantes en un 4,5%, según informa Alliance Healthcare.

Entre los productos cuya demanda más ha decrecido figuran los relacionados con la gripe y los resfriados, con una caída del 19,2% y los dedicados al cuidado personal, como los dermocosméticos, los tratamientos capilares o las cremas solares, con una disminución del 12,8%.