La guerra de los test: los farmacéuticos de Madrid rompen con la enfermería por sus “difamaciones”

Suspenden relaciones con colegios y sindicatos, y exigen una “rectificación” ante sus “reiterados ataques y descalificaciones públicas”

Una mujer se hace un test de antígenos para la detección de la Covid-19 en una farmacia de Madrid
Una mujer se hace un test de antígenos para la detección de la Covid-19 en una farmacia de MadridComunidad de Madrid / EFE

La Junta de Gobierno del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid ha decidido romper relaciones institucionales con los representantes profesionales y sindicales de la enfermería en España, “debido a los reiterados ataques y descalificaciones públicas que viene sufriendo el colectivo de farmacéuticos por parte de los dirigentes de estas dos organizaciones”.

La entidad que preside Luis González subraya en un comunicado que “las profesiones sanitarias están obligadas a colaborar y a trabajar unidas por la salud de los pacientes. Este espíritu leal de colaboración, que sigue inspirando el trabajo diario de los profesionales, es un logro social que no se puede poner en peligro por una estrategia irresponsable de confrontación y reiteradas provocaciones, que busca no sólo dañar el prestigio y la imagen social de los profesionales farmacéuticos, sino romper también cualquier vía de diálogo y entendimiento”.

El Colegio de Farmacéuticos subraya que “la defensa de los intereses corporativos mal entendidos no se puede canalizar a través de la difamación, ni tampoco tiene cabida en una sociedad tolerante que respeta las diferencias y antepone el bien común a cualquier otra consideración”. La reacción de los farmacéuticos de la comunidad de Madrid se produce después de tanto el Consejo General de Enfermería como el Sindicato de Enfermería (Satse) arremetieran contra la realización de test de antígenos por parte de las boticas, a las que acusan de ser entes privados con “voracidad” lucrativa.

Los farmacéuticos exigen una rectificación “que nos permita trabajar juntos en beneficio de los ciudadanos, pues sólo ellos deben ser el centro de nuestro sistema sanitario y en torno a ellos debemos estar todos los profesionales sanitarios”.