Confirman que AstraZeneca tiene una eficacia del 80% en mayores de 65 años

Demuestran, por primera vez, que este suero es eficaz y seguro en adultos mayores de 65 años

Thumbnail

La evidencia científica que faltaba sobre el uso de la vacuna de AstraZeneca en mayores de 65 años ya está negra sobre blanco. El ensayo de fase III de AstraZeneca ha demostrado que la vacuna estadísticamente tiene una eficacia significativa del 79% en la prevención de la Covid-19 en pacientes sintomáticos y del 100% de eficacia en la prevención enfermedad y de la hospitalización. Y lo que resulta más importante, al menos para España, es que la eficacia de este suero resulta igual de constante según la etnia y la edad, ya que en participantes de más de 65 años ha mostrado una eficacia del 80%, según un comunicado publicado hoy por el laboratorio, lo que avalaría su uso en este grupo de edad en nuestro país.

Este análisis provisional de seguridad y eficacia se basó en 32.449 participantes que acumularon 141 pacientes sintomáticos. El ensayo tuvo una asignación al azar de 2: 1 de la vacuna al placebo y los resultados han sido prometedores, ya que la vacuna fue bien tolerada y la junta de evaluación de seguridad de datos independiente (DSMB) no identificó problemas de seguridad relacionados con la vacuna. El DSMB realizó una revisión específica de eventos trombóticos, así como trombosis del seno venoso cerebral (CVST) con la ayuda de un neurólogo independiente. El DSMB no encontró un mayor riesgo de trombosis o eventos caracterizado por trombosis entre los 21.583 participantes que recibieron al menos una dosis del vacuna.

Ann Falsey, profesora de Medicina de la Facultad de Medicina de la Universidad de Rochester, en EE UU, y codirectora principal del ensayo asegura que “estos hallazgos reconfirman los resultados previos observados en AZD1222 ensayos en todas las poblaciones adultas, pero es emocionante ver resultados de eficacia similares en personas mayores de 65 años para el primera vez. Este análisis valida la vacuna AstraZeneca COVID-19 como un complemento adicional muy necesario, una opción de vacunación segura, ofreciendo la confianza de que los adultos de todas las edades pueden beneficiarse de la protección contra este virus.”

Mayores de 65 años

Aproximadamente el 20% de los participantes tenían 65 años o más, y aproximadamente el 60% tenía comorbilidades asociado con un mayor riesgo de progresión de Covid-19 grave, como diabetes, obesidad grave o enfermedad cardíaca. Este ensayo de fase III en EE UU, dirigido por AstraZeneca, incluyó dos dosis administradas en un intervalo de cuatro semanas. Ensayos anteriores han demostrado que un intervalo extendido de hasta 12 semanas entre ambos pinchazos ha demostrado mayor eficacia, algo que también fue apoyado por datos de inmunogenicidad. Esta evidencia sugiere que la administración de la segunda dosis con un intervalo superior a cuatro semanas podría aumentar aún más la eficacia y acelerar el número de personas que pueden recibir su primera dosis.

Por su parte, Mene Pangalos, vicepresidente ejecutivo de I + D de productos biofarmacéuticos, asegura que “estos resultados dan una creciente evidencia científica que muestra que esta vacuna es bien tolerada y altamente efectiva contra todos los tipos de Covid-19 más graves y en todos los grupos de edad. Confiamos en que esta vacuna pueda desempeñar un papel importante en la protección de millones de personas en todo el mundo contra este virus letal. Nos estamos preparando para enviar estos hallazgos a la Food and Drug Administration, FDA de EE UU para el lanzamiento de millones de dosis en todo Estados Unidos en caso de que se otorgue a la vacuna la Autorización de uso de emergencia para este país”.

Mientras tanto, AstraZeneca continuará analizando los datos y preparándose para el análisis primario que se enviará a la FDA para la autorización de uso de emergencia en las próximas semanas. Paralelamente, el análisis principal se enviará para su publicación en una revista revisada por pares, según confirma el laboratorio.