La insuficiencia renal y la diálisis disparan un 40% el riesgo de hospitalización por Covid-19

Esta nueva investigación evidencia la necesidad de priorizar a estos pacientes en los planes de vacunación

Una efermera de nefrología revisa la máquina de diálisis en la unidad de cuidados intensivos
Una efermera de nefrología revisa la máquina de diálisis en la unidad de cuidados intensivos

Un nuevo análisis revela que las personas con insuficiencia renal se han enfrentado a tasas de hospitalización y muerte especialmente altas durante la pandemia de Covid-19. Los hallazgos, que aparecen en la próxima edición de la revista JASN, respaldan la priorización de estos pacientes en los programas de vacunación.

Aproximadamente 800.000 personas reciben tratamiento para la insuficiencia renal en los Estados Unidos, ya sea sometiéndose a diálisis o viviendo con un trasplante de riñón. Muchos pacientes reciben diálisis en centros de salud varias veces por semana y, por lo tanto, no han podido refugiarse durante la pandemia. Por otro lado, los pacientes con un trasplante toman medicamentos para prevenir el rechazo de órganos y, por lo tanto, son más vulnerables a las infecciones. Para examinar el impacto de la Covid-19 en estos pacientes, Eric D. Weinhandl, miembro del Hennepin Healthcare Research Institute y del Centro Coordinador del Sistema de Datos Renales de Estados Unidos, y sus colegas analizaron datos antes y durante la pandemia. El equipo encontró que “entre los pacientes sometidos a diálisis, la tasa de hospitalizaciones por Covid-19 fue 40 veces mayor en magnitud que la de la población general“, detalla Dr. Weinhandl.

En concreto, los pacientes que se sometían a diálisis peritoneal en el hogar tenían tasas más bajas en comparación con los que se sometían a hemodiálisis en las clínicas. Los riesgos de morir por cualquier causa fueron un 17% y un 30% más altos entre los pacientes que recibieron diálisis y aquellos con trasplantes de riñón, respectivamente, en comparación con las tasas de años anteriores.

“Este estudio sugiere que el efecto de la fase inicial de la pandemia en los pacientes de diálisis y trasplante de riñón ha sido profundo”, reconoce el Dr. Weinhandl. “Con tasas marcadamente más altas de mortalidad por todas las causas tanto en diálisis como en pacientes con trasplante de riñón durante el segundo trimestre de 2020, ahora existe una razón clara para priorizar a los pacientes con insuficiencia renal en los esquemas de vacunación Covid-19 promulgados por los estados”. Los autores señalaron que el hallazgo del estudio de que los pacientes sometidos a diálisis peritoneal tenían tasas más bajas de hospitalizaciones por COVID-19 en comparación con los pacientes sometidos a hemodiálisis proporciona un apoyo adicional para los beneficios de la diálisis domiciliaria, ya que el entorno domiciliario ofrece protección contra la transmisión comunitaria de virus.