Novartis y Roche producirán un potencial tratamiento contra la neumonía asociada a la Covid

El acuerdo permitirá fabricar el principio activo tocilizumab a gran escala en una planta de Singapur

Institutos de Investigación Biomédica de Novartis en Cambridge, Massachusetts
Institutos de Investigación Biomédica de Novartis en Cambridge, MassachusettsBrian Snyder

Novartis ha alcanzado un acuerdo inicial con Roche para realizar una reserva de capacidad e implementar la transferencia de tecnología para la producción del principio activo de Actemra/RoActemra® (tocilizumab), un medicamento para la artritis reumatoide que también se está evaluando en varios ensayos clínicos que investigan su seguridad y eficacia en el tratamiento de la neumonía asociada a la Covid-19.

Según los términos de la alianza inicial, la experiencia en procesos de fabricación de Roche se transferirá a la planta de producción de medicamentos biológicos de Novartis en Singapur durante el segundo trimestre de este año. El acuerdo inicial incluye la transferencia de tecnología y la validación del proceso.

“Novartis está totalmente comprometida en colaborar con Roche para ofrecer nuestras acreditadas capacidades de producción de biológicos”, asegura Steffen Lang, director de Operaciones Técnicas de Novartis y miembro del Comité Ejecutivo de la citada compañía. “Como uno de los mayores fabricantes de medicamentos del mundo, Novartis puede movilizar sus capacidades de fabricación en múltiples frentes”, añade.

El citado principio activo está aprobado para el tratamiento de la artritis idiopática juvenil pediátrica, la artritis idiopática juvenil sistémica, la arteritis de células gigantes y el síndrome de liberación de citoquinas inducido por células CAR-T.

Esta alianza se suma a la del mes de marzo que realizó Novartis para fabricar la vacuna CVnCoV de CureVac para la Covid-19 con el propósito de ayudar en la lucha contra la pandemia en una nueva planta de producción de alta tecnología en el centro de Novartis en Kundl, Austria. Asimismo, en enero se firmó un acuerdo con BioNtech para proporcionar capacidad de fabricación para su vacuna contra la COVID-19 en la planta de Novartis en Stein, Suiza.