Sociedad

Hallan una baja eficacia de la vacuna en pacientes trasplantados

Un estudio revela respuestas inmunitarias deficientes tras la vacunación en personas sometidos a trasplante renal

Un trabajador sanitario prepara una dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech contra la Covid-19
Un trabajador sanitario prepara una dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech contra la Covid-19A. Pérez Meca Europa Press

La eficacia de las vacunas diseñadas para hacer frente a la pandemia de la Covid-19 no resulta igual de potente en todas las personas, un factor que puede poner sobre la mesa la necesidad de apostar por incluir nuevas dosis en determinados grupos de pacientes. En concreto, ahora un nuevo estudio revela hasta qué punto los receptores de trasplante de riñón y las personas con insuficiencia renal que están en diálisis generan respuestas inmunitarias, que incluyen la producción de anticuerpos y la activación de células T, a la vacuna Covid-19, tal y como publicó ayer la revista científica de la Sociedad Americana de Nefrología.

Los datos resultan alarmantes si se tiene en cuenta la probabilidad de que los receptores de trasplantes de riñón y las personas en diálisis logran alcanzar una suficiente protección frente al SARS-CoV-2 a través de de las vacunas Covid-19 disponibles hasta el momento. Por ello, para investigar en este sentido, Dominique Bertrand, miembro del Hospital Universitario de Rouen, en Francia, y sus colegas examinaron las respuestas inmunitarias después de la inoculación con la vacuna de ARNm Covid-19 de Pfizer-BioNTech en 45 receptores de trasplantes de riñón y 10 pacientes sometidos a hemodiálisis crónica. Después de la segunda dosis de la vacuna, el 88,9% de los pacientes en diálisis y solo el 17,8% de los receptores de trasplante de riñón desarrollaron anticuerpos contra el virus que causa la Covid-19.

Tal y como revela el estudio publicado en la revista científica de la Sociedad Americana de Nefrología, se evidenció una respuesta específica de células T frente al virus en el 100% de los pacientes en diálisis y en el 57,8% de los receptores de trasplante de riñón. Ante esos datos, la pregunta es qué es lo que afecta a esa generación de defensas. La respuesta inmune parecía estar influenciada por los fármacos inmunosupresores que tomaban los receptores de trasplante de riñón, y algunos fármacos tenían un efecto mayor que otros.

“La vacuna parece eficaz en personas que se someten a diálisis, lo que indica que la vacunación debe ser muy recomendable en estos pacientes”, explica el Dr. Bertrand en el artículo, donde reconoce que “por el contrario, la baja respuesta de anticuerpos observada en los receptores de trasplantes de riñón es preocupante; sin embargo, los anticuerpos no son el espectro completo de protección inducido por la vacuna, ya que la inmunidad de las células T probablemente también sea muy importante”.

Los hallazgos logrados en este estudio pueden resultar útiles para desarrollar una estrategia eficaz de vacunación para los receptores de trasplantes de riñón. Lo que sí queda claro es que las vacunas frente a la Covid-19 son seguras en pacientes trasplantados y también en personas en diálisis. Ahora, la próxima cuestión será dilucidar si será necesaria una tercera dosis para contrarrestar esa menor capacidad de respuesta que tiene el organismo de estos pacientes a la hora de generar una respuesta inmune suficientemente eficaz frente al SARS-CoV-2.