¿Qué científicos avalan con su puño y letra el fin de las mascarillas?

La conveniencia política pesa siempre más que la lógica médica en las decisiones que adopta el Gobierno

Carolina Darias, ministra de Sanidad
Carolina Darias, ministra de SanidadEUROPA PRESS/M.FERNÁNDEZ. POOL Europa Press

A lo largo de la pandemia, ha habido pocas decisiones del Ministerio de Sanidad que hayan estado fundamentadas en la evidencia científica o en la opinión formulada de puño y letra por especialistas independientes y de verdadero renombre, en vez de por funcionarios que trabajan como técnicos en las cocinas de Fernando Simón. El último ejemplo es la retirada de las mascarillas en exteriores. ¿Por qué el fin de su obligatoriedad entró en vigor ayer y no hace un mes o dentro de quince días? ¿Qué razones epidemiológicas han llevado al Gobierno a adoptarla? ¿Ha descendido acaso la incidencia de contagios a un nivel marcado por los verdaderos expertos que desconozcamos el resto de los mortales? ¿Se ha producido un descenso de la ocupación de camas de agudos y críticos en los hospitales hasta un umbral prefijado que aconseje desprendernos de los protectores buconasales?

La falta de respuestas no hace sino ratificar que la conveniencia política pesa siempre más que la lógica médica en las decisiones que adopta el Gobierno, con los nefastos resultados que todos hemos visto en los casi 16 meses que han transcurrido de crisis. Resulta que en medio del fastuoso despliegue mediático protagonizado por Pedro Sánchez con la complicidad de Carolina Darias para vender las bondades de esta desescalada en la semana de los indultos, el resto de los países están empezando a instaurar restricciones ante el avance de la variante Delta, antes llamada india, sobre la que Simón insiste en su marginalidad. ¿Ha vuelto a precipitarse Sanidad? ¿Habrá forma de que adopte alguna vez decisiones que no vayan a contracorriente de las de otros países mucho mejor parados en la pandemia de Covid-19?