Confirman que una dieta rica en ácidos grasos omega 3 reduce los dolores de cabeza

Las molestias resultan menos frecuentes y más leves si se aumenta la ingesta de omega 3 y se reducen los ultraprocesados

Alimentos ricos en omega 3
Alimentos ricos en omega 3La Razón

El calor aumenta las cefaleas, pero seguir una dieta rica en ácidos grasos omega 3 (n-3) logra reducir la frecuencia de los dolores de cabeza en comparación con una ingesta normal de ácidos grasos omega 3 y omega 6 (n-6), según un estudio publicado esta semana en la revista científica “British Medical Journal”.

En concreto, las dietas modernas tienden a ser bajas en ácidos grasos omega 3 y altas en ácidos grasos omega 6. Estos ácidos grasos son precursores de las oxilipinas, moléculas involucradas en la regulación del dolor y la inflamación. De hecho, las oxilipinas derivadas de los ácidos grasos omega 3 se asocian con efectos analgésicos, mientras que las oxilipinas derivadas de los ácidos grasos omega 6 empeoran el dolor y pueden provocar migraña. Sin embargo, los estudios anteriores que evaluaron los suplementos de ácidos grasos omega 3 para la migraña no han sido concluyentes, de ahí que un equipo de investigadores de EE UU haya querido averiguar si las dietas ricas en ácidos grasos omega 3 serían capaces de reducir el dolor, la frecuencia y la gravedad de los dolores de cabeza. Y los resultados resultan halagüeños.

Tal y como apunta el estudio, los resultados se basan en 182 pacientes de la Universidad de Carolina del Norte (88% mujeres; edad promedio 38 años) con migrañas entre 5 y 20 días al mes que fueron asignados al azar a una de tres dietas durante 16 semanas. La dieta de control incluía niveles típicos de ácidos grasos omega 3 y omega 6. Ambas dietas intervencionistas aumentaron la ingesta de ácidos grasos omega 3. Mientras que uno mantuvo la ingesta de ácidos omega 6 igual que la dieta de control, el otro redujo al mismo tiempo la ingesta de ácidos omega 6. Durante el ensayo, los participantes recibieron asesoramiento dietético regular y acceso a información de apoyo en línea. También completaron la prueba de impacto del dolor de cabeza (HIT-6), un cuestionario que evalúa el impacto del dolor de cabeza en la calidad de vida. La frecuencia de las cefaleas se evaluó diariamente con un diario electrónico. Durante las 16 semanas, ambas dietas de intervención aumentaron los niveles de 17-HDHA en comparación con la dieta de control, y aunque las puntuaciones de HIT-6 mejoraron en ambos grupos de intervención, no fueron estadísticamente significativamente diferentes del grupo de control. Sin embargo, la frecuencia de los dolores de cabeza se redujo de forma estadísticamente significativa en ambos grupos de intervención.

Menos dolores de cabeza

La dieta alta en omega 3 se asoció con una reducción de 1.3 horas de dolor de cabeza por día y dos días de dolor de cabeza por mes. El grupo de dieta alta en omega 3 más baja en omega 6 experimentó una reducción de 1.7 horas de dolor de cabeza por día y cuatro días de dolor de cabeza por mes, lo que sugiere un beneficio adicional al reducir los ácidos grasos omega-6 en la dieta. Los participantes de los grupos de intervención también informaron dolores de cabeza más cortos y menos intensos en comparación con los del grupo de control.

“Este estudio proporciona una demostración biológicamente plausible de que el dolor se puede tratar mediante alteraciones dietéticas específicas en humanos. Los hallazgos colectivos sugieren mecanismos causales que vinculan los ácidos grasos n-3 y n-6 con la regulación del dolor y abren la puerta a nuevos enfoques para el manejo dolor crónico“, concluyen los investigadores.