Sociedad

El 34% de las demandas sanitarias dentro de las prisiones es por problemas de salud mental

Entre el 4 y el 5% de los internos sufre un trastorno de salud mental grave y, según denuncia la Sociedad Española de Sanidad Penitenciaria, no hay médicos suficientes para atender a los internos con estas necesidades

Imágen de archivo de la cárcel de Valdemoro
Imágen de archivo de la cárcel de Valdemoro

En la actualidad, el 34% de las demandas sanitarias dentro de las prisiones es por problemas de salud mental, una patología que aumenta año tras año sin que los equipos sanitarios de las prisiones puedan tratarlas debidamente, tal y como denuncian desde la Sociedad Española de Sanidad Penitenciaria (SESP), que hoy y el sábado celebran el XIII Congreso Nacional de Los Sanitarios Penitenciarios en Alcalá de Henares, en Madrid.

En España, hay entre 45.000 y 50.000 internos que cumplen penas en las cárceles españolas y según esta asociación la realidad es que con solo 223 médicos y 575 enfermeros trabajando en los 79 centros penitenciarios su atención médica no es la que precisan. “El ratio de médicos está muy por debajo del que debería, unos 500″, denuncia a este periódico el Dr. José Joaquín Antón Basanta, presidente de SESP.

“Entre el 4 y el 5% de los internos tiene un trastorno de salud mental grave, como esquizofrenia, trastorno bipolar..., y luego después hay que sumar los que sufren ansiedad, depresión.... No tenemos capacidad para atender a los internos con estas necesidades”, incide.

Y el problema es “que en menos de un año entre el 30 y el 40% de la plantilla actual de médicos se puede jubilar”, añade el presidente de SESP.

Además, la tasa de suicidios ha aumentado notoriamente, así en 2015 era de 0,41 por cada mil internos, mientras que en 2019 era de 0,85, según los datos facilitados por el doctor.

“La calidad asistencial en las prisiones debería de ser la misma que la proporcionada a la población general, aunque lamentablemente esto no está ocurriendo. Se parchea, se atienden urgencias y muchos centros se encuentran ya casi sin médicos”, denuncia el Dr. José Joaquín Antón Basanta, presidente de SESP, asociación que lleva 18 años reclamando al Ministerio del Interior pertenecer a los sistemas de salud de las comunidades autónomas.

Otro de los temas que centrarán las jornadas es la falta de reemplazo generacional, ya que estos equipos sanitarios “se encuentran abocados a la desaparición, si la administración central no toma decisiones urgentes al respecto de estos facultativos, sus precarios salarios y los pocos o nulos incentivos para las nuevas generaciones” dentro de la Sanidad penitenciaria, ya que en la última OPE de las 30 plazas disponibles para médicos, se han cubierto solo cinco de ellas.